Cómo convertí una fea silla de comedor en una hermosa pieza victoriana!

Fácil transformación de una silla de comedor de 5 dólares en una elegante pieza victoriana.
Encontré esta pequeña silla en una tienda de segunda mano por cinco dólares y sí, ya me conocéis, ¡tuve que conseguirla para hacer un make over!
Normalmente, no me gusta pintar la madera, pero quería un aspecto específico, así que la pinté de negro con spray después de quitarle el asiento. (¡No me gritéis! ¡Ja, ja, ja!)
Volví a cubrir el asiento con un trozo de tela que tenía en el armario de la ropa blanca. Pegué mi plantilla con cinta adhesiva. (No utilicé adhesivo para plantillas porque no quería que el pegamento quedara en la tela. Compré un rodillo de estarcido en Hobby Lobby, así como un poco de pintura negra para telas, ¡y me puse a ello!
Utilicé mi plantilla Chadwurth:
http://www.simplyspring.com/pages/product-catalog-detail/Chadwurth_Damask_Raised_Plaster_Stencil?previous_url_id=1
Salió muy bien!
Cogí la misma plantilla, le di la vuelta y pinté sólo las hojas del respaldo de la silla con pintura acrílica dorada metálica y también pinté algunos de los giros decorativos de las patas de la silla.
Después. Me encantó cómo quedó y fue súper fácil de hacer! ¿Qué os parece?

Este proyecto fue traducido del inglés

The author may collect a small share of sales from the links on this page.

Next