La chimenea como punto focal

Las chimeneas pueden considerarse hoy en día un peligro para la salud y la seguridad, pero su encanto es insuperable. Más allá del calor que proporciona, su estructura tiene algo de extraordinario. Una chimenea nos habla de una rica historia arquitectónica que se remonta a varios siglos atrás.

Incluso las versiones modernas, con sus elegantes y tonificadas envolturas, tienen este carácter. Al menos en el hemisferio norte, las chimeneas son y siguen siendo el punto central de las salas de estar. Al igual que en los tiempos en que el hogar era la fuente de calor central de la casa, el diseño de interiores fomenta la colocación de muebles alrededor de la chimenea. Sin embargo, dado que las casas actuales se diseñan de forma diferente, hay más de una forma de enfocar este punto focal.

La disposición formal y simétrica. Es fantástica para los salones con forma de par, ya sean de estilo moderno o tradicional. Para empezar, coloca un sofá frente a la chimenea y flanquéalo con sillones o taburetes a ambos lados para mantener el equilibrio. Otra opción es colocar dos sofás perpendiculares a la chimenea y enfrentados. Esta configuración resalta completamente la chimenea y crea un ambiente íntimo y propicio para las conversaciones. Añade una mesa de centro para dejar las bebidas y una alfombra para minimizar la rigidez de la distribución. En cuanto a la repisa de la chimenea, decórala con fotos/arte o espejos. Recuerda que en un ambiente formal, el equilibrio es importante.

La disposición informal y asimétrica. Se recomienda para habitaciones de dimensiones no convencionales. Es un poco más difícil que una habitación rectangular o cuadrada, pero su forma extraña implica energía y ligereza. Para este tipo de ambiente, coloque el sofá en diagonal. Si el espacio lo permite, el sofá puede colocarse frente a la chimenea. Para fomentar el ambiente informal, viste la chimenea con piezas divertidas y modernas.

Disposición abierta y fluida. Por último, el plano moderno parece ser el más problemático. Estos planos no tienen distinciones claras y destacar un punto focal puede ser difícil. La solución es crear zonas agrupando los muebles. Mediante secciones y un amplio espacio de circulación, se define el espacio y se destaca el punto focal. Recuerde que los planos de planta abierta pueden parecer fácilmente abarrotados y desordenados, así que asegúrese de que la repisa de la chimenea y el resto del espacio de la sala de estar no estén desordenados.

Ahí lo tienes, estrategias para resaltar la belleza de las chimeneas. Puede que ahora dispongamos de comodidades modernas, pero los sonidos crepitantes y el calor de la leña quemándose lentamente son placeres que se aprecian tanto hoy como hace siglos.
Foto de http://www.furnishedup.com/
Foto de http://www.furnishedup.com/

Este proyecto fue traducido del inglés