Cómo hacer un cabecero empapelado DIY

$50
1 Days

Hace poco hice yo misma un cabecero empapelado muy fácil de hacer, ¡y quedó muy bonito!


A nuestra hija de siete años le encanta su dormitorio brillante y colorido, pero decidimos que le faltaba un punto focal que puede proporcionar un cabecero.


Empecé a pensar en ideas para hacer nuestro propio cabecero DIY, y luego recibí un correo electrónico de una empresa increíble, Photowall. El momento era perfecto!


Navegué por la página web de Photowall y me enamoré de muchas opciones de papel pintado, pero cuando vi el patrón "Círculos Mid Century VIII" supe que había encontrado la opción perfecta.

Fui al garaje para ver qué tipo de materiales teníamos a mano de proyectos anteriores que podría utilizar para este proyecto:


- Tablero de proyecto de Metrie

- 2 tablas de 2×4 de desecho

- Taladro y tornillos

Medí la cama y decidí que necesitaba serrar 6″ del ancho del tablero para que funcionara en el espacio.

Luego medí el tablero recién cortado e introduje las dimensiones del papel pintado en la página web de Photowall (pedí material extra para utilizarlo en futuros proyectos).

Hice mi pedido y cuando llegó unos días después, ¡me puse a trabajar!

Reuní los materiales para empapelar.

- Papel pintado

- Kit de papel pintado (tienes la opción de añadirlo al carrito en el proceso de compra)

- Tijeras

Para empezar, desenrollé los paneles de papel pintado y los corté en secciones. A continuación, fue el momento de decidir exactamente cómo queríamos que fuera el patrón del cabecero.

Me encanta que los paneles de papel pintado tengan una imagen en miniatura de toda la sección. Usando mis tijeras, lo corté en pequeños paneles y fue súper útil para ayudarnos a decidir qué paneles queríamos usar.

Vivi participó en el proceso de decisión. Subimos a su habitación para visualizar cómo quedaría cada sección en la habitación.

La decisión estaba tomada y empecé a empapelar.

Coloqué los paneles como quería y recorté el exceso.

Este paso no tiene que ser perfecto, ya que se utilizará la navaja suministrada para recortar el exceso al final.

A continuación, fue el momento de mezclar la pasta de papel pintado siguiendo las instrucciones proporcionadas.

Una vez que la pasta se ha asentado durante 5 minutos, la apliqué sobre el tablero de la forma más uniforme posible.

A continuación, empecé a colocar con cuidado el primer panel de borde a borde, asegurándome de que no hubiera burbujas.

Utilicé una combinación de mis manos, así como el cepillo de papel pintado y la guía de recorte proporcionados para asegurar un acabado suave.

El rodillo de costura ayudó a alisar aún más las costuras.

Una vez colocado el primer panel, añadí con cuidado el segundo panel asegurándome de que las costuras estuvieran lo más limpias posible.

Cuando estuve contenta con el aspecto, me aparté y dejé que la pasta de papel pintado se secara durante 24 horas.

Mientras esperaba, añadí unos cuantos accesorios asequibles de Target para darle un toque fresco y divertido y para unirlo todo.

Enlaces de compra afiliados: cartel de neón Good vibes, cartel de neón Rainbow (similar), paneles de cortina, sábanas rosas, almohada rosa, cubos de mostaza, barras de cortina.


Al día siguiente, le di la vuelta al tablero y, con la navaja suministrada y una almohadilla para cortar, recorté el exceso de papel pintado que sobresalía.

Una vez que corté todo el tablero, le di la vuelta para admirar mi trabajo. Estaba enamorada.

A continuación, me llevé los trozos de papel a la habitación de Vivi para poder visualizar la altura que quería que tuviera el cabecero.

Decidí que quería unir las tablas al cabecero para hacer unas sencillas patas. Quedarían ocultas detrás de la cama, así que su aspecto no me importaba.


Con un rotulador, marqué la tabla por encima de la tapa del colchón.

Luego tomé mi cinta métrica y medí 19″ en ambas tablas y marqué con más precisión.

Encontré unos tornillos que atravesaran el 2×4, y la mitad del cabecero para unir los dos con seguridad.

Después de tomar esta foto encontré diferentes tornillos del mismo tamaño que decidí usar en su lugar. Revelación completa: No pude encontrar la broca adecuada para ellos 🙂 .

Con mi taladro, atornillé los tornillos en la tabla de 2×4. Luego atornillé con cuidado a través del cabecero con cuidado de no dañar la parte frontal empapelada.

Repetí este paso tres veces más hasta que ambas patas de madera quedaron fijadas al cabecero.

Finalmente, le di la vuelta al cabecero y lo coloqué detrás del colchón a lo largo de la pared. Quedó perfecto!

Aqui se ve el cabecero en su sitio con el colchon retirado - se puede ver como las patas estan escondidas detras de la cama.

Es hora de añadir las almohadas! La que está al frente es de Target Dollar Spot - ¡Me encantan los detalles y fue una ganga!

Es hora de añadir los cojines! El que está al frente es de Target Dollar Spot- ¡Me encantan los detalles y fue una ganga!

Vivi es una gran fan de nuestro cabecero empapelado DIY! Dice que los colores la hacen sentir muy feliz.

Decidí dejar los bordes de madera natural del cabecero al descubierto para darle un aspecto sencillo, pero puedes empapelar los bordes si lo prefieres.

Estoy absolutamente enamorada de este cabecero empapelado y de la calidad del papel pintado de Photowall.

Este proyecto fue traducido del inglés