Calabazas de calcetín de bricolaje

Estas calabazas de calcetín pueden ser estupendas como centro de mesa de Acción de Gracias o como decoración de Halloween.
Para celebrar el comienzo del otoño, hice estas calabazas de calcetín.
Si estás algo familiarizado con mi blog sabes que me gusta incorporar elementos que ya tengo en casa.
Calcetines viejos o gorros de punto de lana, relleno de almohada, palillos, hilo, aguja y pegamento son los elementos que necesitarás para hacer las calabazas.
Empieza cortando los calcetines largos por la mitad. Dale la vuelta a la parte con las dos aberturas y ata la parte superior con hilo. Ahora tienes dos piezas con las que trabajar.
Rellena el calcetín con relleno de almohada. A continuación, coge una aguja e hilo MUY LARGO y pásalo por ambos lados de la parte superior del calcetín.
Coge la aguja y métela por el centro de la calabaza hasta que salgas por el lado opuesto.
Enrolla el hilo alrededor de la calabaza para crear una cresta. Después de la primera cresta, coge la aguja y el hilo y vuelve a clavarlo por el centro. Repite el proceso hasta que tengas cuatro o cinco crestas.
Pega el palo.
Creo que un gorro de lana grueso sería perfecto para las calabazas más grandes.

Este proyecto fue traducido del inglés