Guirnalda de calabazas hecha con arcilla de secado al aire

Las calabazas son una decoración otoñal muy bonita, ¿verdad? Especialmente estas pequeñas calabazas. Esta guirnalda de calabazas tiene las calabazas más bonitas ensartadas. Y puedes pintarlas para que combinen con la decoración otoñal que quieras usar. Todas mis cosas son de la típica paleta de colores del otoño. Pero creo que estas serían adorables pintadas de blanco con un tallo dorado. Desmayo... Puede que tenga que hacer otra guirnalda así. ¡Sigue leyendo para ver cómo hice la mía!
En primer lugar, coge un trozo de arcilla de secado al aire Crayola Model Magic del tamaño que quieras que tenga tu calabaza. Ten en cuenta que la arcilla se encogerá un poco al secarse.
Haz una bola con ese globo y córtalo con una brocheta de madera. Atraviesa cada lado de la bola de arcilla para que tenga muescas bonitas y uniformes en ambos lados. Utilicé la misma brocheta para presionar ligeramente a lo largo de los lados de la bola para crear las curvas de la calabaza. Haz tantas como quieras para tu guirnalda y deja que se sequen por completo.
Una vez secas, ¡puedes empezar a pintar! Yo he pintado la mía de color naranja. ¿Verdad que queda bien? Puedes hacerlos del color que quieras. Yo los clavé en el extremo de una brocheta de madera para que fuera un poco más fácil. Luego, para secarlas, puse el otro extremo de la brocheta en un vaso y las dejé colgadas al aire durante un rato.
Una vez seca la pintura, utiliza un poco de pegamento caliente y pequeños pompones para hacer el tallo y las hojas.
¿No es la calabaza de barro más bonita que has visto nunca?
Ahora puedes ensartarlas con lo que quieras usar para tu guirnalda. Yo utilicé cordel blanco. Haz un nudo en cada extremo de las calabazas para que no se deslicen después de colgar la guirnalda.
Y ya está. Ahora puedes colgar estas pequeñas monadas y disfrutarlas durante toda la temporada.


Para más información, visita www.thecraftycarlson.com.


¡Gracias por leer!


Emily

Este proyecto fue traducido del inglés