Una calabaza comprada en la tienda adquiere un toque vintage

$12
30 Minutes
Fácil
Es difícil encontrar calabazas de inspiración vintage en una tienda, así que decidí hacer un par de ellas. Encontré blondas vintage en una tienda de antigüedades y compré un par de calabazas en una tienda de manualidades. Después de pintar las calabazas, añadí la blonda, un pomo y voilá: una calabaza de inspiración vintage perfecta para mi decoración otoñal.
Es súper sencillo transformar una calabaza en algo que no se encuentra en las tiendas. Todo lo que necesitas es una calabaza comprada en la tienda, una blonda, pintura, una brocha o cepillo de esponja, un pomo o tirador de cajón, pegamento para tela y pegamento caliente.
Retira el tallo desenroscándolo o tirando de él. Ten cuidado de no hacer un agujero grande. A continuación, empieza a pintar. A este le costó unas 3 capas de pintura para conseguir el grosor y el color que quería.
Ahora simplemente coloca la blonda y añade el pegamento para tela en los bordes y una o dos gotas por todo el resto. Asegúrate de que cuando pongas la blonda en la calabaza, el agujero central se alinee con el agujero donde has quitado el tallo.
Puedes añadir el pomo o el tirador del cajón después de que la blonda se haya secado. Algunos agujeros están lo suficientemente apretados como para no necesitar pegamento caliente, pero otros no. Yo no necesité hacer nada en este caso. Me encanta cómo ha quedado. Tiene el suave aspecto vintage que buscaba. Para más información y otras ideas sobre el otoño, visita mi blog. www.countyroad407.com

Este proyecto fue traducido del inglés