Huevos de petirrojo moteados en madera

Divertido tutorial de bricolaje para pintar tus propios huevos de petirrojo moteados, ¡justo a tiempo para la Pascua y la primavera!

Este es un proyecto divertido en el que los niños pueden ayudar utilizando elementos que son fáciles de encontrar en cualquier tienda de manualidades.


Comienza pintando los huevos de madera sin terminar de color azul.

Deja que se sequen por completo.

A continuación, pon los huevos en una caja y pega los pinceles en un poco de pintura marrón para manualidades.
Ahora empieza la diversión! Salpica pasando los dedos sobre las cerdas, yendo hacia ti. Así te aseguras de que (la mayor parte) de la pintura se aleje de ti.





Deja secar ese lado y dale la vuelta a los huevos.
Repite el proceso hasta que todo el huevo esté cubierto ligera y uniformemente de motas marrones.

Cuando esté seco, repite el mismo proceso con la pintura blanca para manualidades.



La variedad en el tamaño de las motas da a cada huevo un aspecto único.



Haz que los niños participen y estos bonitos huevos estarán listos para ser expuestos en pocas horas (el secado es lo que más tarda).

Utiliza tus pequeños huevos de petirrojo para exponerlos en un centro de mesa con temática de Pascua o primavera.
Sin embargo, son lo suficientemente adorables como para poder exhibirlos durante todo el año en un espacio con estilo de granja o shabby chic.

Este proyecto fue traducido del inglés