Ventana vieja convertida en pizarra

Alguna vez has visto ventanas viejas a un lado de la carretera, en una venta de garaje o en un mercadillo con el cristal todavía intacto y te has preguntado "¿qué haría yo con eso?". Sigue leyendo y te enseñaré cómo he convertido las ventanas viejas en pizarras.

En primer lugar, querrás reunir tus materiales

: - ventana vieja -

imprimación -

pintura

de tiza

-

pintura de pizarra (esto es diferente a la pintura de tiza

) - cinta de pintor

-

esponja de rodillo de artesanía - brocha de

pintura

-

papel de lija -

limpiador de ventanas -

hoja de afeitaricon icon


Consejo: Me gusta comprar los tamaños de 4 oz o 8 oz de pintura, ya que no se necesita mucha pintura para este proyecto. Algunas tiendas las llaman tamaños de prueba.

A continuación: prepara tu espacio de trabajo. Yo acolché entre la mesa y la ventana con una toalla vieja. Quite los herrajes que no queria pintar, luego usando el papel de lija lijé el marco de madera y revise el vidrio para ver si habia alguna pintura vieja que pudiera haber quedado. Si había algo, utilicé la cuchilla de afeitar para rasparlo con cuidado. Luego lavé el cristal para tener una superficie limpia. Dependiendo de la cantidad de pintura superpuesta en el cristal y de lo ásperos que sean los bordes del marco, dependerá el tiempo de preparación. Esta foto me llevó unos 30 minutos de preparación. Era una ventana bastante limpia.

Usando un rodillo de esponja artesanal apliqué una generosa capa de imprimación. Me gusta usar una imprimación a base de agua, ya que se lava fácilmente con las brochas. No te saltes la imprimación. Cada vez que me salto este paso, la pintura se desprende del cristal cuando empiezo a dibujar en la pizarra con tiza.


Mientras se seca la imprimación (comprueba los tiempos de secado en la lata de imprimación), yo he puesto un plástico debajo de la ventana como barrera para evitar las salpicaduras de pintura o las marcas de los pinceles.


Luego pintá el marco de madera con pintura de tiza blanca (o del color que quieras). Una vez que la pintura de tiza esté seca, coloca la cinta de pintor alrededor de los bordes interiores del marco para proteger la madera de la pintura de pizarra negra que entra en el cristal imprimado.

Utilicé el rodillo de esponja para pintar la pintura de pizarra. Me gusta aplicar dos capas de pintura de pizarra, dejando que la primera capa se seque completamente antes de añadir la segunda. Mientras la pintura está húmeda, retira la cinta de pintor. Una vez que la pintura esté seca, pula el marco de madera, si es que quieres darle ese aspecto, con tu papel de lija. El tiempo de pintura dependerá de lo que tarde en secarse cada capa de pintura. Por lo general, la pintura es rápida, es el tiempo de secado lo que alarga el proceso.

Vuelve a colocar los herrajes. Coge un trozo de tiza, gíralo sobre su borde, frota la tiza por toda la superficie de la pizarra y luego límpiala con un paño seco. Esto prepara la superficie para el futuro arte de la tiza, la escritura y el dibujo.

Puedes colgarlo en una pared, en una zona de la casa con mucho tráfico, donde puedas cambiar los mensajes para tu familia.

Las ventanas de tiza también quedan bien en una cómoda, un bufé o una encimera. Cambia el mensaje para las fiestas.

Colocar las ventanas en el suelo como parte de la decoración también funciona. Te sugiero que sujetes la ventana o te asegures de que está en una zona de poco tráfico para que no se caiga. Pero ten cuidado con el cristal que puede romperse si se cae.

Otro lugar favorito en el que nos gusta poner nuestras viejas ventanas convertidas en pizarra es en el banco de la entrada. Y decorar a su alrededor.

Puedes encontrar ventanas viejas de distintos tamaños y formas. Son un buen regalo de boda, del día de la madre e incluso de cumpleaños. Yo siempre estoy buscando una nueva ventana vieja.




Este proyecto fue traducido del inglés

The author may collect a small share of sales from the links on this page.

Next