Cómo hacer cuencos con globos con botones y hojas de imitación

$7
20 Minutes
Fácil

¿Quieres reciclar algunas de las cosas que tienes por casa? Todo lo que necesitas para los dos proyectos siguientes son botones, hojas, globos y algunas otras herramientas básicas de bricolaje. La demostración y los consejos prácticos están aquí para inspirarte, pero esperamos que descubras el valor de algunos materiales que a menudo pasas por alto. Una vez que hayas aprendido a hacer tus propios cuencos con globos, puedes explorar otras ideas y oportunidades que se te ocurran para hacer recipientes útiles y bonitos. Si tienes un espacio concreto que llenar, ¿qué tipo de cuenco bonito encajaría mejor?

Tazón de botones


1. Reúne tus materiales

Como su nombre indica, los botones son una parte esencial de este proyecto de cuenco con globos. Aunque en mi demostración se utilizan flores y dibujos coloridos, puedes optar por algo diferente. No olvides el pegamento líquido, el globo y algo para reventarlo: alfileres o tijeras, lo que prefieras. Todo el proceso será más rápido y sencillo si reúnes todas las herramientas necesarias al alcance de la mano en una mesa de trabajo plana y despejada. Como vas a jugar con el pegamento, si no te sientes cómodo marcando la superficie que has elegido para trabajar, es buena idea cubrirla con una lámina protectora. Una vez acomodado, es hora de ponerse manos a la obra.

2. Pega los botones al globo

Infla el globo y gíralo de forma que el extremo atado quede contra la encimera. A continuación, coge tu pincel y añade una fina capa de pegamento sobre el globo. Empieza a pegar los botones con el dorso hacia ti. El objetivo es que el lado interesante de los botones forme el interior del cuenco. Una vez que estés satisfecho con el número de botones añadidos (que determinará el tamaño del cuenco), coge de nuevo el pincel y pon más cola sobre ellos. Deja que todo se seque. A continuación, dale la vuelta al globo y hazlo estallar.

3. Eliminar el exceso de pegamento

Despega el globo reventado de la capa de botones, ahora sólida, y retira el exceso de pegamento. Quieres que te quede una superficie lisa en ambos lados del cuenco. A partir de aquí, el único paso que queda es comprobar que el cuenco es sólido y estable cuando contiene objetos.

Tazón de hojas


1. Reúne tus materiales

Para este proyecto, puedes recoger hojas secas de otoño o simplemente comprar un juego de imitación en línea o en una tienda local. En mi demostración se utiliza una bola en lugar de un globo, pero puedes elegir cualquiera de los dos métodos, dependiendo del aspecto que desees para tu cuenco, en cuanto a tamaño o forma. También necesitas un pincel -cuanto más ancho, mejor-, así como envoltorio de Saran, pegamento, tijeras y un soporte de algún tipo para apoyar la bola.

2. Cubrir la bola o el globo con papel de sánar

El primer paso en este caso consiste básicamente en cubrir la mitad de la pelota con film de plástico. Para evitar que ruede, busca un soporte para la esfera que hayas elegido: un plato o una maceta servirán. Yo añadí un par de capas de papel Saran para evitar que la superficie de goma de la bola entrara en contacto con el pegamento y las hojas: una bola de goma no es tan fácil de despegar como un globo. La siguiente etapa es exactamente la misma que para los cuencos de botones: con un pincel ancho, aplicar la primera capa de pegamento.

3. Pegar las hojas de imitación

Ahora es el momento de las bonitas hojas. Pégalas, una sobre otra. Sigue añadiendo cola y hojas según sea necesario para conseguir el efecto, el grosor y el tamaño deseados. Es más fácil usar las manos para esta tarea, así que prepárate para ensuciarlas. Asegúrate de no dejar huecos, ya que el resultado final podría ser holey y frágil. Cuando la mitad de la bola esté cubierta de hojas, dándole la forma de cuenco redondeado que deseas, deja que el pegamento se seque. Un par de minutos son suficientes. A continuación, dale la vuelta a la bola sobre su lado desnudo, hazle un corte con las tijeras y aprieta para que salga el aire.

4. Retirar la bola o el globo

La última etapa consiste en despegar con cuidado el balón desinflado de las hojas pegadas. Como ya he dicho, esto puede suponer un poco más de esfuerzo que el cuenco del globo abotonado, pero con paciencia y algunas maniobras, puedes hacerlo. Retira también el exceso de pegamento hasta que, como en el primer proyecto, tu cuenco de hojas esté satisfactoriamente liso. Coloca el proyecto terminado para inspeccionarlo. Si se asienta bien y no se deshace, llénalo de adornos festivos o utilízalo para guardar tus llaves y baratijas.

Sigue esta sencilla guía para crear atractivos cuencos con la ayuda de un globo o una bola y materiales domésticos cotidianos. Una vez que te hayas familiarizado con los dos procesos, deja volar tu imaginación con nuevas posibilidades. Por ejemplo, puedes utilizar trozos de papel de diferentes formas y colores en lugar de hojas de imitación.

Además de los cuencos de globos, también podrías hacer jarrones pegando botones -u otro material más sólido que las hojas- alrededor del globo. Aprender estas técnicas creativas de bricolaje ampliará tus habilidades artísticas y aumentará tu orgullo al ver las maravillas que tus propias manos pueden producir. Así que estate atento a los materiales e ideas prometedoras que pueden llevar estos proyectos de fabricación de cuencos al siguiente nivel.

Cuéntale a tus amigos sobre estas geniales obras de arte y no seas tímido a la hora de compartir tus creaciones para que todo el mundo las vea.

Este proyecto fue traducido del inglés

Preguntas frecuentes
¿Tienes una pregunta sobre este proyecto?
  2 preguntas
  • Elaine Lightbourne Elaine Lightbourne en Nov 01, 2017
    ¿Cuál es el plazo para hacer este proyecto, incluyendo el tiempo de secado? Quería hacer un pequeño proyecto con las amigas después de la cena, algo sencillo, pero bonito... ayuda

  • Cristi Cristi en May 18, 2020

    ¿Qué tipo de pegamento?