Decoración casera fácil con arpillera

Me gustaría ser más "mañosa". Me gusta escuchar música mientras pinto, escribo o creo algo. Algunos días el tiempo me supera, y puedo admitir que no hago bricolaje tanto como quisiera. Aprecio las obras de arte bonitas y me gustaría poder crear también piezas memorables para exponerlas en mi casa. Sin embargo, creo que por fin he encontrado una salida creativa que es sencilla y no requiere demasiado tiempo. Puedo completar un proyecto durante la siesta de mi hijo, ¡y me entusiasman todas las demás posibilidades creativas!
Me refiero a los marcadores de pintura Sharpie. En lugar de intentar reunir pinturas y lienzos, estos Sharpies son justo lo que necesito para ejercitar mi creatividad. De hecho, creo que he decidido que van a ser los regalos para la próxima boda, cumpleaños o reunión de vacaciones. Hay tantas posibilidades. He comprado en Michael's y me he llenado de rotuladores Sharpie de colores: A base de aceite. Los de base de aceite son buenos para la madera o el vidrio, mientras que los de base de agua están orientados al papel o las ventanas.


También compré una variedad de piezas de arpillera para probarlas. Conseguí una arpillera estirada sobre lienzo, pequeños cuadrados de arpillera del tamaño de un posavasos, e incluso paneles de arpillera (esos los estoy guardando para otro día).
Después de agitar el rotulador y presionarlo un par de veces sobre la superficie, salió una pintura suave a base de aceite. El color salió de forma uniforme y rápida. Pensé que la arpillera sería un buen medio para mi sencillo bricolaje, ya que las líneas de la arpillera me ayudaron a mantener la uniformidad. No tracé ni empecé con un boceto. Simplemente empecé a "pintar".
Decidí crear algo que pudiera exponerse en mi pared de la galería, así que opté por un sencillo monograma y el año de nuestro aniversario.
¿Qué crearías tú con estos rotuladores?

Este proyecto fue traducido del inglés