Jarrón de pepinillos DIY

Ya conoces el viejo dicho de que la necesidad es la madre de la invención. Pues bien, hace unas semanas eso es exactamente lo que ocurrió en mi casa.
Mi hija me pidió que llevara un ramo de flores de mis jardines a la fiesta de té de cumpleaños de mis nietas.
No tenía un jarrón a mano.


Sin jarrón, ¡no hay problema! ¿Qué tal un buen tarro de pepinillos convertido en un precioso jarrón con una cinta, una flor de imitación y una mariposa?
Este es el proyecto de bricolaje más fácil que existe: un tarro limpio al que se le han quitado las etiquetas de papel, un poco de pegamento caliente, cinta y adornos que transforman lo aburrido en bonito.
Sólo tienes que cortar la cinta para que se ajuste al tamaño del tarro, y pegar la cinta con pegamento caliente al tarro de cristal.


Añade tus adornos y flores favoritas y ¡listo!


Para ver más de este tutorial, ¡visítame en mi blog!

Este proyecto fue traducido del inglés