Unas cuantas ideas novedosas para personas con jardines de tamaño reducido

Los jardines grandes y extensos ya no son populares entre los compradores de casas modernas. Las limitaciones de tiempo, la falta de conocimientos y la escasez de espacio obligan a pensar en algo diferente si se quiere dar un poco de color o tal vez algunas frutas o verduras al jardín trasero. La mayoría de las nuevas construcciones tienen espacio en el jardín trasero para poco más que un par de sillas y una mesa.
Las fresas son un tipo de fruta que se presta a ser cultivada en un trozo de canalón. No necesitan un suelo profundo para crecer y, si creas una zona de plantación al estilo de un árbol con un poco de canalón, caerán en cascada y te permitirán disfrutar de una fruta sabrosa, además de tener un aspecto bonito. Las plantas de temporada, como las caléndulas, los pensamientos o las violas, también crecen bien en poca tierra. Si las fijas en las paredes, aportarán un colorido vibrante durante todo el verano. Cuelga los canalones de la lluvia en vertical, uno encima de otro, y tendrás un innovador jardín colgante.
Otra buena forma de aprovechar los canalones es crear una interesante fuente de agua. Se pueden utilizar con distintos efectos según lo que se quiera conseguir. Si colocas uno encima de otro, podrás crear pequeñas cascadas o unir varios y crear una llamativa espiral. Tendrás que asegurarte de que las uniones son impermeables o tendrás que rellenar el agua constantemente. Los canalones no son lo suficientemente grandes como para albergar peces, pero puedes añadir algunas plantas acuáticas para darle una dimensión adicional. Ahora que ya tienes algunas ideas, sal a tu jardín y devuélvele la vida. Incluso los espacios más pequeños pueden ser aprovechados con un poco de imaginación.
Si quieres alegrar tu jardín y darle un toque de naturaleza, hay algunas formas interesantes de utilizar los canalones que tengas por ahí. También puedes salir a comprar canalones nuevos. No te costará mucho dinero y tendrás una novedosa zona de plantación para flores e incluso frutas y verduras. Están disponibles en distintos materiales, como PVC, plástico, aluminio o cobre. No ocupan mucho espacio y pueden colgarse o fijarse a la pared. Decorarlos o pintarlos los hará aún más atractivos.
Utilizar los canalones no deseados o dañados es una idea de jardinería económica. Llama a una empresa de mantenimiento de canalones y comprueba si tienen alguno en desuso. Puede que estén encantados de dártelos a cambio de nada, ya que así no tendrán que preocuparse de deshacerse de ellos. Alegra tu vecindario con obras de arte hechas con canalones.

Este proyecto fue traducido del inglés