7 datos curiosos sobre las arañas

Fácil
Arañas: pueden ser espeluznantes, pero también fascinantes. A veces, estas maravillas de 8 patas realizan hazañas que pueden hacer que parezcan de otro planeta, como la asombrosamente atlética araña saltadora, que puede saltar hasta 50 veces la longitud de su cuerpo.
¿Y ha oído hablar alguna vez de una cabra araña? Sigue leyendo para ver 7 extrañas y maravillosas curiosidades sobre las arañas, y para ver a esa araña saltarina hacer su genial truco.
Dato 1: Algunas arañas tienen una gran habilidad para pescar


Lo normal es pensar que las arañas están al acecho mientras su presa se enreda en su telaraña, para luego empaquetar a la víctima para la cena. Pero algunas arañas son un poco más directas en su enfoque para atrapar a su presa. Los entomólogos han identificado varias especies de "arañas pescadoras" en todos los continentes, excepto en la Antártida, y estas arañas no tienen miedo de ir directamente a coger un siluro de un pantano, o incluso acechar y matar peces en acuarios y estanques de incubación, o arrebatarlos directamente de las redes de los pescadores.
2: La Antártida es una zona casi libre de arañas


La Antártida carece de arañas pescadoras, y casi carece por completo de arañas. En tierra, las únicas arañas de la Antártida se encuentran en las limitadas zonas marítimas y subantárticas, mientras que el continente antártico principal está libre de arañas. La Antártida continental es la única zona del mundo en la que realmente no hay arañas, así que si quieres escapar por completo del enemigo de Miss Muffet y no te importa el frío implacable y helador, ¡este puede ser tu lugar! Increíblemente, el liquen, el más resistente de los crecimientos al aire libre, se ha encontrado en la Antártida.
3: ...excepto las arañas marinas gigantes


La Antártida es una zona libre de arañas... a menos que te refieras a los mares de la costa de la Antártida, claro. Sumérgete en las profundidades de esas aguas heladas y encontrarás varias especies extrañas de arañas marinas, algunas tan grandes como platos de comida. Estos seres de aspecto alienígena han proporcionado a los científicos que estudian su ADN algunas pistas importantes sobre la evolución de la Antártida, por no hablar de algunas fotos increíbles.
4: Las cabras araña. Son una cosa.


Puede que la seda de araña no sea más fuerte que el acero en sí, pero es bastante ingeniosa. Su resistencia a la tracción es impresionante para su poco peso, y su flexibilidad y el hecho de que sea un recurso renovable y biodegradable la harían muy valiosa si pudiéramos encontrar una forma fiable de cosecharla.
5: ¿El problema del canibalismo? Podría ser un mal control de los impulsos.


Todos hemos oído hablar de las viudas negras que se comen a sus desafortunados compañeros después de que se enfríe el romance: de ahí viene su nombre. Este comportamiento está muy extendido en el reino de las arañas -de ahí el problema de la cría de arañas por su seda- y algunas especies, como la tarántula ibérica, tienen incluso la tendencia a comerse al macho antes del apareamiento.
6: Las feromonas del macho de la tela de embudo son muy efectivas


Obviamente, esta tendencia a comerse al macho es un problema para las arañas macho. Los machos de algunas especies han desarrollado sus propias formas de escapar de las mandíbulas de sus novias, y la araña de tela de embudo tiene una estrategia particularmente potente: el macho libera una feromona que deja inconsciente a la hembra antes del apareamiento, de modo que puede escapar con vida. Es un superviviente.
7: La araña del sótano sabe cómo moverse


Una de las cosas por las que las arañas del sótano son más conocidas es por llenar su sótano con montones y montones de telarañas. Esto se debe a que estas arañas adoran los sótanos y, a diferencia de la mayoría de las otras arañas, añaden continuamente a sus telas.


Pero, ¿sabías que las arañas del sótano pueden "bailar"? Es cierto. Cuando una araña del sótano se siente amenazada, suele girar su cuerpo o vibrar hacia arriba y hacia abajo tan rápidamente que se vuelve temporalmente invisible. Se trata de un mecanismo de defensa que hace que la araña sea más difícil de ver para un posible depredador, pero también puede tener un aspecto bastante atractivo. Mira el vídeo de arriba para ver los movimientos característicos de la araña del sótano.

Este proyecto fue traducido del inglés