Cómo quitar la cinta adhesiva de doble cara pegada en las superficies del hogar

Por Marilyn Syarto


Es inevitable que se rompa o se astille alguna uña al intentar retirar por completo la cinta adhesiva de doble cara de superficies como la madera, el cartón yeso, el metal, el vidrio o el plástico. La cinta de doble cara -que es una cinta que tiene pegamento por ambas caras- puede ser ideal en muchas situaciones en las que quieras unir dos superficies sin usar clavos, grapas o tachuelas. O, tal vez, cuando intentas reparar unos pestillos rotos o asegurar una alfombra al suelo.


Hay varios tipos de cinta de doble cara, como la cinta adhesiva de celofán, la cinta de doble cara especializada en alfombras, la cinta para exteriores y la cinta de espuma de doble cara. Cada una de ellas es igual de frustrante cuando se trata de retirar limpiamente el material de alta adherencia.


Algo que puede hacer que la cinta de doble cara sea más difícil de retirar es su exposición al calor en verano o en ambientes calurosos. El calor hace que el adhesivo se seque, lo que hace que la cinta se pegue a la superficie en la que está. Por suerte, hay algunas técnicas probadas para quitar la cinta de doble cara que harán que este trabajo sea más fácil de abordar. En esta guía te explicaremos todas ellas, así que sigue leyendo.

trozo de cinta adhesiva de doble cara pegado a la pared

Foto vía Leah Deverett


Cómo quitar la cinta de doble cara con cinta de embalar

Coge un rollo de cinta de embalar (el producto favorito de los bricoladores para tener a mano para hacer etiquetas y demás). Pon un trozo de la cinta de embalar justo encima de la cinta de doble cara. Presiona sobre él para que se adhiera bien a la cinta de doble cara. A continuación, tira de la cinta de embalar. Si todo va bien, la fuerza de la cinta de embalar será suficiente para ayudar a levantar también la cinta de doble cara. Si no es así, hay otros métodos para quitar la cinta de doble cara que puedes probar a continuación.




Cómo quitar la cinta de doble cara con un secador de pelo

Coge el secador de pelo. El calor de un secador de pelo puede ablandar el adhesivo seco de la cinta, lo que permite retirarla más fácilmente. Aquí te explicamos cómo hacerlo.


Advertencia de seguridad

Este método funciona de maravilla para despegar la cinta de doble cara de las superficies metálicas, pero asegúrate de llevar guantes de protección porque el metal se calentará. Además, no utilices este método en cristales o ventanas; el calor podría agrietar la superficie.


Herramientas y materiales necesarios:


Paso 1: Soplar los bordes

Encienda el ajuste más caliente de su secador de pelo, a menos que el calor alto afecte a la superficie en la que está pegada la cinta. Concentre el calor del secador de pelo en los bordes de la cinta para ablandar el adhesivo.


Paso 2: Deslice un cuchillo

Cuando veas o sientas que un borde se ablanda, desliza el filo de un cuchillo bajo la cinta para empezar a levantarla. Puedes hacer esto a la vez que el secador de pelo sigue enfocado en el borde de la cinta.


Paso 3: Pelar

Una vez que tengas suficiente cinta para agarrar, intenta despegarla de la superficie. Es posible que tengas que seguir trabajando con el secador de pelo y el cuchillo para soltar la cinta lo suficiente como para poder agarrarla. Utiliza la herramienta de agarre del abridor de frascos/botellas para agarrar, sujetar y tirar hacia arriba del borde de la cinta y retirarla.




Cómo quitar la cinta de doble cara con limpiacristales

Aquí tienes una forma de disolver la cinta de doble cara, especialmente en cristales o ventanas, sin dañar la superficie. Puede requerir un poco de grasa, pero es mejor que un trozo de cinta amarillento pegado al cristal para siempre.


Herramientas y materiales necesarios:

  • Cuchillo para mantequilla u otro cuchillo no aserrado
  • Limpiador de cristales
  • Aceite de cocina o de limpieza (como WD-40)
  • Esponja suave/abrasiva de dos caras


Paso 1: Retire la cinta

Intente usar su uña o un cuchillo no dentado para quitar la mayor cantidad de cinta posible.


Paso 2: Rocíe el limpiacristales

Comience el proceso de ablandar la cinta rociando limpiacristales sobre la cinta.


Paso 3: Limpie la cinta con una esponja

Utilice el lado suave de la esponja para empezar a restregar la cinta. Frote con un movimiento circular. Utilice el lado abrasivo si es necesario. Parte de la cinta comenzará a enroscarse. Siga rociando el limpiacristales y frotando la zona con la esponja.


Paso 4: Añadir aceite

Empapa la cinta con aceite de cocina o de limpieza para ablandar aún más la cinta y el adhesivo. Déjelo reposar durante un minuto. Comienza a frotar con la esponja. El adhesivo de la cinta debería disolverse por completo, permitiéndote levantar la cinta.




Cómo quitar la cinta de doble cara con una cuchilla de afeitar

Utiliza una cuchilla de afeitar de un solo filo para quitar la cinta de doble cara sólo en superficies que no se vayan a rasgar o rayar mucho. Puedes probar este método en madera, cristal y ventanas, por ejemplo, pero usar una cuchilla en paredes, plástico u otras superficies más blandas puede causar daños.


Advertencia de seguridad

Utiliza guantes de protección mientras usas la cuchilla de afeitar y trabaja muy despacio y con cuidado para evitar que la cuchilla resbale y te haga daño o dañe la superficie donde está pegada la cinta.


Herramientas y materiales necesarios:

  • Hoja de afeitar de un solo filo
  • Guantes de protección
  • Herramienta de goma para abrir tarros y botellas
  • Cinta de embalar


Paso 1: Utilizar pequeños trazos de la cuchilla de afeitar

Utilice guantes de protección mientras usa la cuchilla de afeitar. Sostenga la hoja de afeitar en ángulo y comience a empujar la esquina final de la cinta de doble cara. Puede ser suficiente para levantar un poco la esquina.


Paso 2: Agarre y sujete

Si ha conseguido liberar una esquina, agárrela con los dedos o con una herramienta de agarre y tire. Si la cinta se rasga, comience de nuevo con el paso 1 empujando el extremo de la cinta con la cuchilla.


Paso 3: Liberar los restos de cinta adhesiva

Una vez que haya quitado parte de la cinta con la cuchilla, limpie más el adhesivo colocando un trozo de cinta de embalar sobre la zona donde hay residuos y levantando la cinta. Con la cinta saldrán más residuos.




Cómo quitar la cinta de doble cara con hilo dental o hilo de pescar

Si no te atreves a probar una cuchilla de afeitar en tu superficie pero sabes que necesitas algo afilado para hacer el trabajo, prueba a quitar la cinta con hilo dental. Utiliza hilo dental fino encerado o hilo de pescar para soltar la cinta. Sujeta el hilo dental con ambas manos y trata de arrastrarlo por detrás de la cinta para poder arrancarla.




Cómo quitar la cinta de doble cara con vinagre

El vinagre puede ser un disolvente, pero evite utilizarlo en superficies de piedra, ya que puede dañar el grabado. Este método humedecerá el adhesivo seco y liberará la cinta.


Herramientas y materiales necesarios:

  • Botella de spray
  • Vinagre blanco
  • Agua


Paso 1: Mezclar vinagre y agua

Utiliza una mezcla 50/50 de vinagre blanco y agua en una botella de spray. Agite para mezclar.


Paso 2: Rocía y deja que se empape

Rocía generosamente la mezcla sobre la cinta, especialmente alrededor de los bordes. Deja que la mezcla se asiente sobre la cinta durante unos minutos para que se impregne del adhesivo.


Paso 3: Intenta levantar la cinta

Cuando creas que la cinta se está aflojando, levántala con los dedos y tira de ella. Repite el proceso si es necesario.




Cómo quitar la cinta de doble cara del exterior del coche

Encontrarás muchos foros en los que se ayuda a los propietarios de coches a intentar quitar la cinta adhesiva de doble cara del exterior de un automóvil. Una solución sencilla viene de Prius Chat: Frota aceite vegetal (como Crisco) sobre la cinta con un paño suave de microfibra y frota suavemente para liberar la cinta. O bien, prueba a inundar la cinta con un limpiador suave, como Simple Green, para disolverla. Cualquiera de los dos métodos no afectará a la pintura del coche, siempre y cuando seas cuidadoso al retirar la cinta.

frotar los restos de cinta adhesiva del armario

Foto de Terry Duke


Cómo eliminar los restos de cinta adhesiva

Una vez que hayas quitado la mayor parte de la cinta, es probable que tengas pequeñas pepitas de residuos de adhesivo que todavía necesitan ser levantadas de la superficie. Aquí tienes algunas formas de conseguir este último paso:


Toalla seca

Frote el adhesivo de una superficie pintada o empapelada con una toalla de microfibra seca.


Jabón para platos

Frote la superficie con una mezcla de agua caliente y jabón líquido para platos, aclare y seque. Este es el método más seguro para eliminar el adhesivo de superficies como el acrílico, el yeso, el cobre, el esmalte, el linóleo, el mármol, el estaño, el plexiglás y el vinilo, según EchoTape, fabricante de cintas de construcción de alta resistencia.


Vinagre y bicarbonato

Mezcla un poco de vinagre blanco y bicarbonato de sodio para hacer un removedor de adhesivo suavemente abrasivo y más potente.


Alcohol para frotar

Aplica generosamente alcohol para frotar sobre el adhesivo utilizando una toalla de microfibra. Aplica un poco de presión y restriega el adhesivo de la superficie.


Borrador mágico

Frota suavemente una goma de borrar mágica sobre la zona para eliminar el adhesivo (sólo ten cuidado de que no arranque la pintura o el papel pintado).


Aceite

Aplica un poco de WD-40 o Goo Gone al adhesivo y frótalo con una toalla.


¿Has experimentado el reto de quitar la cinta adhesiva de doble cara? ¿De dónde la has quitado y cómo lo has hecho? Comparte tus consejos en los comentarios de abajo.

Este proyecto fue traducido del inglés