8 nuevos usos para artículos del hogar que ya tienes

Estás sentado en una mina de oro. Una mina de oro de artículos útiles. Cosas tan comunes como el aceite de bebé o la pasta de dientes pueden servir como herramientas útiles en toda la casa. Aquí tienes nuestros ocho trucos caseros favoritos con objetos comunes:
1. Evitar los restos de jabón con aceite de bebé


El aceite de bebé es como una armadura contra los restos de jabón para tu cortina de ducha. Una vez que la cortina de la ducha está cubierta de restos de jabón, limpiarla es difícil. Así que añade una capa protectora cubriendo la puerta o el revestimiento de tu ducha con aceite para bebés. Eso es todo. El residuo del aceite evitará que los restos de jabón se adhieran a la superficie.
2. Borra las marcas de agua de la madera con pasta de dientes


Para borrar las desagradables marcas de agua, frota pasta de dientes sin gel en la madera con un paño suave. Una vez que la marca haya desaparecido, límpiala con un paño húmedo. Después, coloca unos cuantos posavasos alrededor para recordar suavemente a tu familia que los use.
3. Evita las burbujas de las bolsas del congelador con una pajita


Las bolsas de congelación son una forma estupenda de hacer que la comida dure más tiempo, pero sólo funcionan si tienen un cierre hermético. Para evitar las burbujas de aire en las bolsas de congelación, deja un espacio que permita introducir una pajita cuando selles la bolsa. Introduce la pajita en la abertura y luego saca el exceso de aire con la boca. Cierra la bolsa. La comida que hay dentro se mantendrá fresca.
4. Ablandar los muebles de cuero con mantequilla


Para ablandar los muebles de cuero, frote una cantidad muy pequeña de mantequilla en el mueble con un paño suave. Trabaja con un movimiento circular hasta que se absorba por completo. ¿Tiene mascotas? Retira el exceso de mantequilla con un paño para evitar que tu sofá de cuero huela a bocadillo para tus amigos de cuatro patas.
5. Afloja las tapas apretadas con harina


A veces las tapas se atascan. Y no pasa nada. Si tienes unos cuantos tarros testarudos en la nevera, no te resignes a una minibatalla cada vez que quieras un bocadillo. En lugar de eso, supera el problema con un poco de harina. Para evitar que la tapa se atasque, limpia el borde interior del tarro con harina antes de volver a taparlo. La próxima vez será muy fácil abrirlo.
6. Fertilizar las plantas con bolsas de té


Para que tus plantas sean exuberantes y tus flores hermosas, transfiere los nutrientes del té a tu tierra añadiendo unas bolsas de té a la mezcla. Sólo tienes que meter unas cuantas bolsas de té en la tierra de la maceta. Ya está. Si no te gusta el aspecto de las bolsas de té en tu tierra, simplemente vacía el contenido de las bolsas en la maceta o utiliza hojas de té sueltas, en su lugar.
7. Acorrala los cordones con velcro


¿Muchas mesas y escritorios de tu casa esconden un feo secreto de cables? La abundancia de aparatos y la falta de organización pueden convertir estas zonas en una jungla de cables desordenados y enredados. Velcro® puede ayudarte. La empresa fabrica soportes para cables personalizados en varios colores y tamaños (¡6 dólares el paquete de 100!). Utilízalos para acabar con el desorden de los cables de una vez por todas.
8. Evita que las boquillas se obstruyan con pantimedias


Imagínate esto: has hecho unos limpiadores ecológicos increíbles pero odias usarlos por culpa de las botellas de spray pegajosas. En lugar de lidiar con una botella obstruida, evita el problema con pantimedias. Cubre el extremo abierto de la boquilla con un pequeño cuadrado de pantimedias sujetado con una banda elástica. Después de cada aventura de limpieza, sustituye el cuadrado de pantimedias. Así evitarás que se acumulen residuos pegajosos y se estropee tu botella de spray.


Para leer el post completo, y para otros grandes consejos, visita: http://bit.ly/1td3JtR

Este proyecto fue traducido del inglés