Limpiador de lechada fácil (y Swiffer Hack) por menos de $8

$8
60 Minutes
Si has leído mis otros posts, ya sabes que me gustan los limpiadores ecológicos DIY: fáciles de hacer con ingredientes caseros. Seguro que también te habrás dado cuenta de que me gusta reutilizar y reciclar. ¿Por qué comprar un nuevo swiffer cuando puedo convertir lo viejo en nuevo? Con esto en mente, decidí abordar un proyecto de baño que hace tiempo que debía: Un limpiador verde para azulejos y lechadas que me permita volver a dar brillo a mis suelos. Sigue leyendo para aprender a hacer el tuyo.
Pisos brillantes y lechada limpia me hacen feliz!
Ya sabes lo difícil que es limpiar la lechada, ¿verdad? Añade el hecho de que tenemos baldosas de piedra -mármol claro, para ser específicos- mucho más delicadas que las baldosas normales. Mi primer reto fue encontrar un limpiador ecológico, lo suficientemente suave como para no dañar la piedra, pero eficaz para eliminar la suciedad de la lechada blanca. En otras palabras, el vinagre (uno de mis limpiadores favoritos de todos los tiempos) no era una opción.
Estos pisos necesitan un poco de atención, ¡pronto!
Adapté una receta en línea para adaptarla a la piedra y la probé. También te daré una variación que puedes usar en cerámica, o suelos de vinilo. WOW. No puedo creer los resultados! Y realmente, bastante fácil, excepto por la grasa del codo que el trabajo exigió. ¿Preparado? Déjenme mostrarles cómo lo hice.



Barramos y aspiramos primero.
PASO 1: BARRER Y ASPIRAR LOS SUELOS Antes de aplicar el limpiador asegúrate de que tus suelos están bien barridos y aspirados o puedes acabar con polvo húmedo, más difícil de eliminar. Así que coge una escoba y empieza a barrer el suelo. Utiliza la aspiradora en las esquinas y en los lugares de difícil acceso, como detrás del inodoro.
Cuatro ingredientes es todo lo que necesitas!
PASO 2: RECOGER LOS INGREDIENTES Empecemos a preparar el limpiador de bricolaje, para asegurarnos de que el bórax se ha disuelto bien en el agua antes de usarlo. INGREDIENTES: - Agua destilada: 1 taza - Alcohol para fricciones, idealmente alcohol isopropílico al 70% o superior: 1/4 de taza - Bórax: 1/8 de taza - Jabón Dawn (he utilizado el clásico, de color azul): 1 cucharada - Aceites esenciales (opcional): limón, lavanda o pino son buenas opciones: 12 gotas en total. CONSEJO: Si no encuentras bórax, sustitúyelo por bicarbonato de sodio. Ten en cuenta que el bórax es un potenciador de la limpieza, por lo que es posible que no obtengas los mismos resultados. También necesitarás - Cuchara - Olla pequeña para mezclar los ingredientes - Botella de spray - Toalla, calcetines de gimnasia viejos y limpios (preferiblemente blancos) - Cepillo y cepillo de dientes viejo - Embudo (sugerido) RECETA ALTERNATIVA: Para suelos normales, sustituye 1/8 de taza de bórax por 1/4 de taza de vinagre y mantén los demás ingredientes en las mismas proporciones. Si piensa utilizar esta receta alternativa en su limpiador de suelos de madera, pase la fregona poco después de aplicarla, para evitar que el vinagre permanezca en la madera durante mucho tiempo.
Comienza añadiendo bórax al agua
PASO 3: COGE EL AGUA + EL BÓRAX Y ¡EMPIEZA! Empieza añadiendo 1 taza de agua destilada a una olla. CONSEJO: Calienta el agua en el fuego durante uno o dos minutos para que el bórax se derrita más fácilmente. No quieres que el agua esté hirviendo, sólo tibia. Saca el agua del fuego y añade el bórax: 1/8 de taza es suficiente. CONSEJO: Puedes utilizar los dedos para eliminar los grumos antes de verterlo en el agua.
Agreguemos alcohol + Dawn y ¡ya está!
PASO 4: AÑADE EL ALCOHOL Y EL JABÓN LÍQUIDO DAWN. A continuación, mide 1/4 de taza de alcohol y añádelo al agua y al bórax. A continuación, añade a la mezcla 1 cucharada de jabón líquido "Dawn", preferiblemente azul, para terminar. CONSEJO: en Europa, puedes conseguir Fairy en su lugar. Para conseguir un buen aroma, añade a continuación aceites esenciales -uno o combinando fragancias- hasta llegar a las 12 gotas. Esta vez, sin embargo, ¡decidí pasar de los aceites! ATENCIÓN: No utilices jabón de castilla en lugar de Dawn: es a base de aceite y es más probable que deje rayas en los suelos. Además, asegúrate de usar ACEITES ESENCIALES 100% PUROS y no aceites de fragancia en su lugar. Si no estás seguro, no los uses. CONSEJO: Puedes utilizar la misma cuchara para remover los ingredientes. Una vez que los ingredientes estén bien mezclados, vierte el limpiador en la botella de spray. CONSEJO: Si tu botella tiene una abertura pequeña, utiliza un embudo para evitar derrames.
Hagamos nuestro Swiffer DIY
PASO 4: HACER UN SWIFFER DIY ES FÁCIL Para hacer el tuyo, necesitarás - Swiffer viejo - Esponja - Toalla pequeña, trapo o calcetín - preferiblemente blanco - 2-4 alfileres de costura rectos, o agujas Coge un Swiffer viejo y - a menos que la esponja esté en buen estado - quítalo, porque vamos a usar el nuestro. Ten la esponja preparada y al lado del Swiffer. Por último, coge una toalla pequeña, un trapo o un calcetín y envuélvelo alrededor de la esponja y el Swiffer. Utiliza los alfileres de costura para mantenerla en su sitio. CONSEJO: Corta la toalla si es demasiado grande, o si usas calcetines córtalos antes de clavarlos. A mí me gusta el color blanco para saber cuánto más hay que limpiar después de una primera aplicación. CONSEJO: asegúrate de que el paño no suelte pelusa. Si quieres ser más elegante, consigue un paño de microfibra para obtener mejores resultados.
¿Listo? Empecemos por fin!
PASO 5: ¡ES HORA DE EMPEZAR A ROCIAR! Coge la botella de spray y aplica una capa de tu limpiador DIY. CONSEJO: Si tus suelos están muy sucios y quieres limpiar la lechada, ve al PASO 6. Si no, sigue leyendo. Para una limpieza ligera, pasa la fregona con la solución limpiadora y deja que el suelo se seque. No es necesario aclarar. Puede dejar que se seque al aire o utilizar un trapo o toalla para secarlo (ver PASO 11). Para fregar zonas de difícil acceso en las que no cabe el Swiffer DIY, consulte el PASO 9. CONSEJO: O si tienes niños pequeños gateando por el suelo, puedes usar sólo agua para aclarar los residuos.
Un buen fregado es todo lo que necesita tu lechada!
PASO 6: ¿QUIERES LIMPIAR LA LECHADA? LA GRASA DE LOS CODOS ES TU AMIGA! Si estás leyendo esto, probablemente hayas probado algunas cosas para que tu lechada vuelva a ser agradable. Yo sí lo he hecho. Desde lejía hasta Ajax, limpiador de lechada, incluso un spray de enzimas que prometía devolver el brillo a nuestra lechada de color claro. ¿Adivina qué? Nada ayudó tanto como el limpiador de bricolaje. Así que, después de rociar los suelos, coge el cepillo y empieza a fregar. A mí me resultó más fácil ir de rodillas. ¿Quién dijo que sería fácil? ;-) CONSEJO: Utiliza movimientos circulares para fregar los suelos. Deja que la espuma crezca en tus baldosas y haga su trabajo.
Casi listo! Usemos el cepillo de dientes a continuación
PASO 7: ¡UN BUEN CEPILLO DE DIENTES SACARÁ LA SUCIEDAD! A continuación, coge el cepillo de dientes y restriega hacia delante y hacia atrás en dirección a la lechada, para que el limpiador entre en las ranuras. CONSEJO: Utiliza un movimiento de vaivén para acceder mejor a las ranuras de la lechada.
Pausa rápida para el café!
PASO 8: ¿LISTO PARA UN CAFÉ RÁPIDO? Sí, ¡es ese momento otra vez! Deja que el limpiador de bricolaje repose durante unos minutos antes de pasar la mopa. Así que coge ese café o té y relájate, ¡yo tengo mi chocolate preparado! Todavía no hemos terminado, así que no te vayas a ninguna parte.
¿Listo para más? Vamos a hacer los pisos a continuación!
PASO 9: CASI TERMINADO, ¡HAGAMOS LOS PISOS AHORA! Repite los PASOS 5, 6 y 7 (es decir, pulverizar y fregar, con cepillo y cepillo de dientes) para que el limpiador de bricolaje llegue en profundidad a las baldosas y a la lechada del suelo. Para acceder a las ÁREAS PEQUEÑAS donde el Swiffer no cabe, desliza un calcetín en tu mano derecha (yo soy diestra) y pasa la fregona.
Ya lo tienes: La fregona viene después de fregar.
PASO 10: UTILIZA EL SWIFFER PARA FREGAR ÁREAS MÁS GRANDES Y para fregar áreas más grandes, simplemente utiliza el swiffer. No dudes en enjuagar la toalla o el calcetín si se ensucia mucho, o simplemente cámbialo. CONSEJO: Para enjuagar o limpiar, desprende primero la parte superior y resina para volver a colocarla o ponerla en su sitio.
¿Qué piensas? ¿Secar al aire o a mano?
PASO 11: ¿QUIERES QUE LOS SUELOS SE SEQUEN MÁS RÁPIDO? UTILICE UNA TOALLA! Puede dejar que sus suelos se sequen al aire, pero si prefiere terminar más rápido coja una toalla y séquela a mano mientras pasa la fregona. O bien, sustituye el trapo o la toalla de tu fregona de bricolaje por uno limpio, y friega los suelos de una vez.
¿Necesitas una segunda pasada? Prepara el cepillo de dientes!
PASO 12: ¿NECESITAS HACERLO DE NUEVO? USA EL CEPILLO DE DIENTES! Si eres un perfeccionista y quieres hacer un trabajo de sobresaliente, no dudes en hacer una segunda pasada en las zonas que todavía necesitan un poco más de limpieza. CONSEJO: Utiliza el cepillo de dientes para centrarte en los detalles y para ahorrar tiempo después con la fregona. Es cierto que ha sido un gran trabajo, pero ha dado resultados. Estoy tan contenta que ahora voy a sellar los suelos para que la lechada siga brillando durante mucho tiempo. Para conseguir unas puertas de ducha de cristal brillantes, consulta mi post anterior - http://www.hometalk.com/21433429/3-ingredient-green-diy-soap-scum-remover-for-your-glass-shower-doors - para hacer bombas de amor DIY para tu baño ve a http://www.hometalk.com/19208798/love-fizzy-bombs-to-clean-your-toilet-and-laundry-in-no-time y para las actualizaciones de recetas y DIYs, sígueme. Feliz limpieza! La próxima semana limpiaré la campana y me ocuparé de esos filtros grasientos de la campana de la cocina. Estén atentos!

Este proyecto fue traducido del inglés