Una solución de limpieza de bricolaje para cada problema de ollas

$10
10 Minutes
Fácil

Deja tus sartenes usadas impecables con materiales baratos y cotidianos. Cada una de las soluciones de limpieza de bricolaje que se indican a continuación tiene unos sencillos pasos que merece la pena recordar siempre que la grasa, las quemaduras o el óxido se apoderen de una sartén. Hay que fregar un poco, pero merece la pena si consigues que uno de tus utensilios de cocina más importantes se mantenga como nuevo durante más tiempo.

Limpiar una lata oxidada

Herramientas y materiales

  • Coca-Cola
  • Papel de aluminio


Paso 1: Reúne tus materiales

Si el problema es el óxido, consigue una botella de Coca-Cola de unas 20 onzas. Este volumen es suficiente para una sola lata o sartén. La Pepsi debería funcionar igual de bien, en caso de que no puedas conseguir la primera marca. Vas a sumergirte directamente con el papel de aluminio, así que tenlo a tu lado y prepárate para empezar a fregar.

Paso 2: Llenar la lata oxidada con Cola

Vacía todo el contenido de la Coca-Cola en la lata. Vierte también un poco por los lados para que el líquido llegue a cualquier rastro de óxido. Lo que hace la soda en esta solución de limpieza de bricolaje es romper la fealdad acumulada con el ácido cítrico de su contenido. Observa cómo el óxido efervesce al coger el papel de aluminio.

Paso 3: Frotar con papel de aluminio

Un cuadrado considerable del material es bueno. Cuando lo retuerzas, querrás acabar con una bola de papel de aluminio suelta que quepa en tu puño. Si no te sientes cómodo metiendo las manos en la solución de Cola y óxido, ponte un par de guantes. Cuando esté listo, restriega la sartén por todas partes con el papel de aluminio.

Paso 4: Aclarar

¿Estás seguro de haber eliminado todo el óxido? Entonces es el momento de enjuagar la lata y echarle un vistazo. Utiliza abundante agua hasta que no queden restos de la solución. Frote los restos de óxido con el agua. Debería quedarte una lata impoluta, pero puede quedar alguna marca rebelde. Lo conseguirás la próxima vez.

Limpiar la comida quemada

Herramientas y materiales

  • Limones
  • Agua
  • Estufa
  • Cepillo para fregar


Paso 1: Reúne tus materiales

Una solución de limpieza DIY para salvar la sartén quemada que normalmente tirarías a la basura. Para este proyecto, necesitarás 3-4 limones; menos si la sartén es pequeña. Hervir es una parte importante del proceso, así que asegúrate de tener acceso a una estufa. Aparte de eso, todo lo que necesitas es la sartén quemada y algo de agua.

Paso 2: Rellenar con los limones y el agua

Pica los limones en cuartos, si no son más pequeños. Ponlos en la sartén y añade agua. No necesitas mucha, sólo la suficiente para cubrir los limones. El ácido cítrico empezará a esparcirse inmediatamente por el agua y en la siguiente etapa provocará la misma reacción con la suciedad que la Cola con el óxido.

Paso 3: Hervir

Pon la cacerola, los limones y el agua en la estufa y sube el fuego. Lleva todo a ebullición y observa cómo el líquido se vuelve negro a medida que la comida quemada se desprende del metal. Unos 10 minutos deberían ser suficientes para que los limones y el calor hagan su magia, pero puedes dejarlo más tiempo hasta que no se vean más marcas en la sartén al remover.

Paso 4: Frote y enjuague

Deja que la sartén se enfríe antes de vaciar su contenido. A continuación, coge el cepillo y empieza a fregar la sartén de arriba a abajo. Los movimientos circulares son más eficaces. Cuando estés satisfecho, aclara la sartén con abundante agua. Recuerda ésta y todas las demás técnicas de bricolaje para cualquier menaje de cocina, desde ollas y sartenes hasta utensilios.

Limpiar la grasa acumulada

Herramientas y materiales

  • Jabón
  • Papel de aluminio


Paso 1: Reúne tus materiales

Dado que la grasa tiene una composición diferente a la del óxido o la comida quemada, hay que tratarla de forma diferente. Sin embargo, ésta es la solución de limpieza más sencilla del mercado. Aparte del agua, el jabón y el papel de aluminio son los únicos materiales adicionales que necesitarás para limpiar los restos de manchas y grasa.

Paso 2: Rellenar con jabón

El aceite de la grasa tiene que ser absorbido y levantado de la superficie de la sartén o bandeja. Esto es exactamente lo que hace el jabón, así que añade un chorro de éste junto con el agua. Otra opción es enjabonar completamente los utensilios de cocina con jabón, haciéndolo penetrar en la grasa y aclarándolo todo después.

Paso 3: Frotar con papel de aluminio

Una vez más, se necesita un puñado de papel de aluminio para fregar. Sea cual sea la forma de utilizar el jabón, ahora es el momento de raspar la grasa que se resiste. Con movimientos circulares y un buen enjuague deberías tener la sartén perfectamente limpia. Si todavía se siente aceitosa, haz otra espuma de jabón y un último enjuague.

Limpiar alimentos horneados

Herramientas y materiales

  • Bicarbonato de sodio
  • Solución tópica de vinagre o peróxido de hidrógeno
  • Recipiente para mezclar
  • Cuchara
  • Esponja


Paso 1: Reúne tus materiales

El bicarbonato de sodio es potente y versátil a la hora de combatir la suciedad. Participa en la preparación del método de limpieza final de la sartén junto con el vinagre o un producto equivalente. Hay un tiempo de espera y el proceso puede resultar un poco sucio, así que utiliza una superficie adecuada con mucho espacio para moverse.

Paso 2: Crear una pasta de vinagre y bicarbonato de sodio

Primero tienes que mezclar el bicarbonato de sodio con el vinagre -o la solución tópica de peróxido de hidrógeno- en una olla; cualquier recipiente limpio servirá. Mezcle los dos componentes con una cuchara hasta que se conviertan en una pasta blanca. A continuación, habrá que extender esta sustancia sobre la olla sucia, por lo que una espátula sería una buena alternativa a la cuchara.

Paso 3: Extender la pasta

Extrae la pasta poco a poco y aplícala por toda la sartén. Tiene que quedar cubierto por la mezcla de un extremo a otro. Trabajar en filas ayuda a no pasar por alto ninguna zona, pero también lo hace la impresionante reacción del bicarbonato. La sartén pronto estará cubierta de espuma blanca.

Paso 4: Fregado

Cuando la pasta se haya espesado, coge la esponja y empieza a limpiar la espuma. Haz un poco de presión en cada pasada para asegurarte de que eliminas toda la suciedad posible. Sigue frotando hasta que toda la sartén esté limpia de comida horneada y bicarbonato. El brillo que se consigue con esta solución de limpieza de bricolaje te sorprenderá.

Apúntate estas ingeniosas técnicas de limpieza de sartenes. Toma nota de ellas e imagina qué otros usos prácticos pueden tener en la casa. Como mínimo, ahora podrás cocinar sin miedo a que se oxiden o ensucien. Sabe exactamente cómo limpiarlos, lo que le permitirá ahorrar utensilios de cocina y dinero.

Descubra la satisfacción de tener en sus manos una sartén impecable después de haberla considerado inútil. Nos encantaría conocer tus resultados más impresionantes!


Consigue los tutoriales completos:

- Eliminación del óxido

- Olla quemada

- Comida horneada

- Limpiador de hornos

Este proyecto fue traducido del inglés