Spray Limpiador Natural de Salvia para el Hogar

$2
5 Minutes
Fácil

La salvia es una hierba a la que se atribuyen multitud de beneficios saludables para el hogar. De hecho, algunas personas creen que la salvia puede limpiar la energía negativa de un espacio. Este spray limpiador de salvia combina el poder de los ingredientes naturales para limpiar eficazmente tu casa con un encantador aroma a salvia después.

Para este espray debes utilizar salvia fresca. La salvia seca del pasillo de las especias no será tan eficaz ni tan bonita.

Ingredientes que necesitarás:


1 manojo de hojas de salvia fresca (aproximadamente 1/4 de taza)

1 taza de agua caliente1

taza de vinagre blanco destilado

1/4 cucharadita de sal marina1


botella de spray, idealmente de vidrio, con capacidad para 2 tazas (o simplemente ajusta la receta para que quepa en las botellas que tengas a mano).

Primero, calienta el agua con cuidado y luego viértela en la botella. El agua no debe estar hirviendo, pero sí cerca del punto de ebullición.


Por eso es tan importante utilizar una botella de vidrio para rociar, en lugar de una botella de plástico para rociar.

Revuelve o rompe las hojas de salvia, para liberar los aceites, y luego añádelas al agua caliente.


Termina con la taza de vinagre ( aquí tienes por qué es importante usar vinagre blanco) y la sal.


Agita suavemente para combinar los ingredientes.

Coloca el frasco en un lugar fresco y oscuro y deja que la salvia actúe como desinfectante en el vinagre y el agua.


Ten en cuenta que las hojas de salvia empezarán a volverse marrones o grises después de 24 horas. Esto es natural.

Utiliza este spray en las superficies de tu cocina, baño, etc. Tenga en cuenta que este es un spray a base de vinagre, así que no se pueden usar las encimeras de granito.

Aumente el poder de limpieza de este spray de salvia con ciertos aceites esenciales conocidos para limpiar el hogar. Visita la entrada de mi blog para obtener ideas adicionales sobre el poder de limpieza.







Este proyecto fue traducido del inglés