9 consejos "tipo A" para ahorrar tiempo, dinero y ser increíble

¿Y si te dijéramos que durante el próximo año podrías ir al gimnasio tres veces por semana, no volver a perder un calcetín en la lavadora y tener suficiente dinero para irte de vacaciones a la playa?
Las personalidades de tipo A tienden a hacer cosas como planificar y organizar y establecer objetivos de forma bastante natural. Y aunque pensamos que las personalidades de tipo B también son geniales, vale la pena aprender un hábito o dos de tus amigos de tipo A: ¡te sorprenderá lo fácil que puede ser la vida!
Aquí tienes 9 trucos típicamente "Tipo A" que vale la pena probar:
1. Usar una bolsa de malla para lavar los calcetines


¿Tu secadora se come los calcetines? Para evitar que este molesto problema se repita, lava y seca tus calcetines en una bolsa de malla. Así, tus pares permanecerán juntos. Consejo: Para que sea más fácil, sujeta la bolsa al cesto de la ropa con imperdibles o un clip. Cuando eches la ropa en el cesto (o cestas), pon los calcetines en la bolsa de malla.
2. Utiliza dos cestos


Tener un cesto para la ropa oscura y otro para la ropa de color puede salvar tu camisa blanca favorita de tu falda negra a punto de sangrar. Protege tu ropa. Protege tu cordura en la lavandería. Además, esto te ahorra mucho tiempo a la hora de meter la ropa en la lavadora. No vuelvas a ordenar la ropa.
3. Haz una lista de tareas


¿La mejor parte de las listas de tareas? Esa increíble sensación cuando tachas cosas. Si ya te gusta hacer listas de tareas "tipo A", prueba este truco para mejorar tu lista de tareas aún más.


4. Lavar la ropa a mano


Si sólo tienes unas pocas cosas que limpiar, prueba a lavarlas a mano. Este truco sirve para las prendas delicadas y las que sólo se pueden lavar en seco, ahorrando tiempo, dinero y un posible dolor de cabeza.
4. Lavar la ropa a mano


Si sólo tiene unas pocas cosas que limpiar, intente lavarlas a mano. Este truco sirve para las prendas delicadas y las que sólo se pueden lavar en seco, ahorrando tiempo, dinero y un posible dolor de cabeza.


5. Organiza tu armario de forma despiadada


Empieza con tres pilas: Conservar, Donar y Tirar. A continuación, empieza a organizar la pila de "Guardar" por estilo (de informal a elegante) o por color. De este modo, cuando busques tu conjunto estrella, sabrás dónde acudir. Para más consejos, lee Organiza tu armario.


6. Haz una rutina semanal


¿Recuerdas cuando dijiste que querías ir al gimnasio tres veces por semana? ¿O lavar las sábanas una vez a la semana? Para asegurarte de que mantienes tus objetivos, establece una rutina semanal con días designados para ir al gimnasio, lavar la ropa y cualquier otra cosa que creas que debe repetirse. ¡Verás cómo tus objetivos se disparan!


7. Utiliza organizadores de CD para todas las cosas de papel


Ahora mismo, ¿cómo organiza sus menús y cupones de comida para llevar? Si la respuesta es: "¿A qué te refieres con organizar los cupones?", probablemente podrías beneficiarte de un organizador de CD. Los organizadores de bolsillo son la forma más fácil de guardar todos los pequeños trozos de papel que te gustaría conservar. Para sacar el máximo partido a tus cupones, lee Cupones como un profesional.


8. Prepara un plan de comidas


Coge una pizarra y empieza a ponerte serio antes de ir al supermercado planificando las comidas de la semana. No sólo ahorrarás tiempo y evitarás tener que ir a buscar ingredientes olvidados, sino que también ahorrarás dinero.
9. Crea un presupuesto mensual


Empieza a controlar a qué se destina tu dinero para asignarlo de forma adecuada. Tal vez quiera establecer una asignación para "viajes" para poder tomar esas vacaciones en la playa el próximo año. Consejo: Para empezar, consulta sitios como LearnVest o Mint.


Para ver el post completo, con enlaces en el texto, visite: http://bit.ly/TypeATips

Este proyecto fue traducido del inglés