Manteles individuales de lino fáciles de hacer sin coser

$2
30 Minutes
Fácil

¿A quién no le gusta un buen proyecto sin costura? Suelo pensar en estas ideas durante el verano porque son muy adecuadas para el clima cálido. No estás atado a tu máquina de coser, así que eres libre de llevar tu proyecto a donde quieras: de viaje, de picnic, en el jardín, o justo delante de la rejilla de ventilación...

Estos manteles individuales sin coser son una manualidad súper portátil, ¡dobla tus cuadrados de lino y llévalos contigo de viaje!


Encuentra el ¡paso a paso detallado aquí!


Para empezar, plancha tu tela en una superficie resistente al calor y corta tantos rectángulos como manteles individuales necesites.

A continuación, pellizca un hilo del borde corto del rectángulo y tira de él para separarlo de la tela. Sigue desenhebrando la tela hasta que tengas unos cuantos centímetros de fibras sueltas.

Cuando hayas terminado de desenhebrar la tela, dobla los bordes largos y pégalos con una pistola de pegamento o con pegamento para telas.

Por último, anuda los bordes sueltos. Da un pequeño tirón a cada uno de los nudos para asegurarte de que están bien apretados y de que no se desharán cuando laves los manteles individuales.

Eso es todo. Si tu ropa de cama estaba prelavada, tus manteles individuales están listos para ser utilizados inmediatamente. ¡Quedan especialmente bien en una mesa de madera contrastando con el lino natural aunque, imagino que también quedarían muy bien teñidos con ingredientes naturales como pieles de aguacate o cebollas para conseguir tonos delicados!

Búscame en Pinterest para ver más ideas de bricolaje fáciles.

Este proyecto fue traducido del inglés