Congelar tomates de forma fácil - Sin pelar - Sin desperdicio!

Esta es la forma más fácil de congelar los tomates para su uso futuro en sopas, guisos, etc. Puedes sacar sólo lo que necesites. Este método es rápido y fácil!
Lava y quita la zona del tallo. Ponga en su bala o procesador de alimentos y procese hasta que esté suave.
Vierte en moldes para magdalenas y congela.
Cuando estén bien congelados, sumérjalos en agua caliente durante unos segundos hasta que los tomates congelados se suelten. No los sumerja. Tome los tomates congelados y colóquelos en una bolsa en su congelador.
Saque sólo lo que necesite para su chili, sopas y guisos. Vuelve a cerrar la bolsa para otra ocasión.Tan fácil y no hay desperdicio! Ir a grandparentsplus.com!

Este proyecto fue traducido del inglés

The author may collect a small share of sales from the links on this page.

Next