Tarro de caramelos de Halloween - ¡Una manualidad rápida y fácil!

Ahora que se acerca Halloween, las tiendas están llenas de dulces, disfraces y decoraciones. Y aunque ahora no tengo pequeños en casa, ¡me sigue gustando hacer golosinas especiales para los vecinitos favoritos! Estos tarros de caramelos de Halloween son súper rápidos y fáciles!
Me encanta guardar tarros de cristal de todas las formas y tamaños. Hay un millón de usos para ellos también! Para este proyecto utilicé tarros de pimiento de 4 onzas y tarros de ajo. Estos son geniales porque por lo general no tienen una etiqueta en el lado o la parte superior lo que los hace muy fácil de limpiar. No hay que raspar ni remojar. Los lavo bien y los paso por el lavavajillas en un ciclo de lavado extra caliente y los olores suelen salir enseguida. (especialmente el ajo) A veces los remojo en líquido para platos y agua caliente antes del ciclo del lavavajillas para mayor precaución.
Limpié las tapas y los frascos y pinté las tapas con pintura en aerosol Rustoleum naranja en un acabado brillante llamado Real Orange.
Mientras se secaban, pinté unos pequeños pomos de madera de color negro en acabado satinado. (también de Rustoluem).
Aquí están las pinturas en spray exactas que utilicé!
Dejé secar las tapas y los pomos durante varias horas y luego pegué un pomo en la parte superior de cada tapa. Negro y naranja, ¡la combinación de colores perfecta para Halloween! Llené los tarros con caramelos de maíz. Una bolsa de 11 onzas llenó tres tarros. (Me comí los pocos que sobraron ;) )
Creo que han quedado muy bien. Son de cristal y, por tanto, se pueden romper, así que hay que tener cuidado. Creo que es importante que los niños aprendan a cuidar las cosas y a tener cuidado con los objetos que se rompen. ¿Qué mejor manera de enseñarles que con un bonito tarro de caramelos sólo para ellos?

Este proyecto fue traducido del inglés

The author may collect a small share of sales from the links on this page.

Next