¡Tarjetas de San Valentín hechas a mano usando tu propia fotografía creativa!

Existe la opción de ir a la tienda y comprar una caja de tarjetas de San Valentín comerciales para que tu hijo las regale en el colegio y a sus amigos. Pero también es muy divertido hacer y recibir tarjetas de San Valentín hechas a mano.
El problema es que es mucho trabajo y tiempo para hacer y firmar un conjunto de tarjetas de clase. Pero la buena noticia es que hay una manera muy fácil y rápida de hacer tarjetas de San Valentín únicas y de gran aspecto.
Utilicé mi iPhone para fotografiar estos caramelos de corazón de conversación de San Valentín.
Extendí los caramelos de forma aleatoria. Luego tomé una fotografía desde una perspectiva de arriba hacia abajo.


Lo siguiente que hice fue utilizar la aplicación de edición de fotos Snapseed para editar la fotografía. Hay más buenas noticias con este proyecto. Tanto los adultos como los niños pueden hacer y editar sus propias fotografías porque las cámaras y las aplicaciones de edición fotográfica de los dispositivos digitales son muy fáciles de manejar. Incluso los niños más pequeños, con la ayuda de un adulto, pueden divertirse trabajando con una cámara y montando sus propias fotografías.
El siguiente paso es imprimir la fotografía con una impresora de color en papel blanco.
A continuación, corta cada imagen por la mitad y pégala en tarjetas en blanco compradas o en tus propias tarjetas en blanco hechas con cartulina de calidad.
Aquí tienes otros tipos de fotografías que también puedes crear. Yo acabo de comprar los corazones de acrílico y de fieltro en la tienda de un dólar. Las posibilidades creativas son infinitas.


¡Te invito a visitar el blog para obtener más detalles e instrucciones paso a paso que muestran cómo hacer estas tarjetas de San Valentín hechas a mano usando tu propia fotografía creativa!


Cuídate,


Thea

Este proyecto fue traducido del inglés