Una gran manera de volver a regalar y reciclar tarjetas de Navidad!

15 Minutes
Fácil
Me encanta recibir tarjetas de Navidad por correo y enviarlas por correo cada año. Nos gusta incluir una pequeña carta de actualización sobre nuestro último año y fotos de los niños en nuestra tarjeta. Es una forma divertida de documentar la trayectoria de nuestra familia. Cuando otras personas nos envían las suyas, me encanta ver cómo han crecido sus familias, o simplemente disfrutar de la hermosa tarjeta con un dulce mensaje.
Pero, una vez terminada la Navidad, no sé qué hacer con todas esas dulces tarjetas, cartas y fotos. Me parece una pena tirarlos todos. Por eso es genial tener un propósito específico para estas maravillosas tarjetas que recibimos cada año. En el enlace que aparece al final de este post encontrarás 40 ideas diferentes sobre qué hacer con las tarjetas de Navidad (y también con el papel de regalo sobrante).
Hoy os enseño una forma fácil de reciclar y volver a regalar las tarjetas de Navidad. La tarjeta de Navidad se convertirá en una bonita caja para meter pequeños regalos para los demás!
Necesitarás unas bonitas tarjetas de Navidad de las que estés dispuesto a desprenderte, un poco de pegamento para manualidades, una regla, un lápiz, unas tijeras y cinta adhesiva.
Elige tu tarjeta, separa el anverso del reverso y determina la profundidad que quieres que tenga tu caja (podría depender del objeto que pretendas colocar en su interior más que del diseño de la tarjeta).
En el interior de tu tarjeta/futura caja, mide la misma medida en todos los lados, marcando las líneas con un bolígrafo o lápiz duro, para que sea fácil de doblar.
En el fondo de tu caja, asegúrate de hacer todas las medidas 1/16" más largas, para que la parte superior encaje fácilmente sobre el fondo de la caja.
Con las tijeras, corta sólo un lado de cada esquina de la caja que has creado, y dobla a lo largo de todas las líneas marcadas para formar tu caja.
Pega las solapas de las esquinas a los extremos de la caja. No dudes en recortar las solapas que se superponen. Si no utilizas un pegamento para manualidades, puedes utilizar un clip para mantener las solapas unidas mientras se secan.
Una vez seca, ¡llena tu cajita con algo especial! Caramelos, joyas, tarjetas de regalo, dinero en efectivo o cualquier pequeña baratija o golosina que quieras regalar son perfectos para el interior de estas cajitas de Navidad.
Pon la tapa, envuelve una pequeña cinta alrededor, y ya estás listo para regalar algunas viejas tarjetas de Navidad junto con algo especial en su interior.
Asegúrate de consultar mi enlace de abajo para ver 40 formas geniales de reciclar y reutilizar viejas tarjetas de Navidad y papel de regalo.

Este proyecto fue traducido del inglés

The author may collect a small share of sales from the links on this page.

Next