Organiza tu despensa con tarros reciclados

Fácil
Organiza tu despensa y almacena las compras de alimentos a granel utilizando recipientes que ya tienes. Ahorra dinero y protege el medio ambiente utilizando tarros reciclados para el almacenamiento.
Hace aproximadamente un año, me harté de todo el desorden que había en la despensa. Decidí organizar mi despensa y reciclar todos mis recipientes de plástico para el almacenamiento.


Desde entonces, he empezado a utilizar todo tipo de contenedores para almacenar nuestras compras a granel. Como mi lema es "hazlo, no lo compres", prefiero utilizar los recipientes que ya tenemos en lugar de comprar otros nuevos. Estos son algunos consejos que he aprendido al organizar mi despensa este último año.


Organizar con tarros de cristal


Los tarros de cristal son los mejores para congelar, así que guardo la levadura y el pan rallado casero en tarros reciclados de salsa de espaguetis en el congelador. Comemos muchas palomitas de maíz y diferentes tipos de judías (¡no juntas!), así que esos artículos permanecen en la despensa en tarros de conserva.


Organizar con tarros de plástico


Los envases de plástico reciclados también son útiles. No los meto en el microondas ni los congelo, pero son perfectos en la despensa, donde las manos pequeñas pueden alcanzarlos (y dejarlos caer). Los de los extremos contenían originalmente anacardos y los del centro eran tarros de mantequilla de cacahuete. Estos contienen avena, mezcla de arroz casero, pasta y harina de maíz.


Organizar con recipientes de plástico grandes


También puedes utilizar recipientes de plástico grandes (como los de las galletas o los pretzels) para guardar la harina o el azúcar. Desde que empecé a hornear nuestro pan de molde, tengo mucha harina a mano. En estos grandes recipientes también cabe fácilmente un vaso medidor.

Este proyecto fue traducido del inglés