La mesa adquiere un nuevo y espectacular aspecto con la pintura

Mi yerno ya no quería esta mesa y me preguntó si la quería. Me reí porque tenía que preguntar. Por supuesto que la quería... ¡no dudes en dejar los muebles en mi casa cuando quieras!
La mesa estaba teñida con un acabado de roble con chapa de madera en la parte superior. Estaba en buen estado, pero quería darle un nuevo aspecto con pintura.
Utilicé la pintura Annie Sloan Chalk Paint en color grafito para el proyecto, por lo que no fue necesaria una capa de imprimación. La primera capa de pintura siempre da un poco de miedo, pero la segunda capa le da una buena cobertura.
A continuación, lijé la pintura utilizando una variedad de papel de lija. He variado la cantidad de presión que he aplicado para conseguir un acabado desgastado. Es importante, después de lijar, eliminar el polvo del lijado antes de encerar.
Tras el lijado, apliqué una capa de cera transparente suave. No queria un contraste fuerte con los herrajes, asi que pinte los tiradores de los cajones y lije la pintura para revelar algo del acabado original.
La foto de arriba muestra cómo el lijado puede dar al acabado un aspecto desgastado. Utilicé papel de lija de grano 220 envuelto en una esponja de lijar y lijé suavemente la pintura. Apliqué más presión en las zonas que quería conseguir un acabado desgastado.
La foto de arriba también ilustra los distintos grados de lijado. El frente del cajón está lijado, aunque todavía se ven las sombras de los trazos de pintura. En los bordes se aplicó una fuerte presión para acentuar las líneas, y se aplicó un acabado desgastado a las zonas de los adornos.
Aunque la mesa ya estaba en buen estado, ¡estoy contento con el nuevo aspecto! Creo que el acabado oscuro le da un poco de dramatismo sin ser demasiado dramático.
Si estás interesado en aprender más sobre cómo lijar y pintar, me gustaría invitarte a pasar por mi blog para ver un tutorial paso a paso y una lista detallada de los materiales que he utilizado.

Este proyecto fue traducido del inglés