Cómo pintar las molduras a la perfección en todo momento

Por Erin Lindholm


Mire arriba, mire abajo, mire por un pasillo o por una ventana: es casi imposible estar en una casa sin que aparezca algún tipo de moldura.


Los zócalos, las molduras, los marcos de las ventanas y los marcos de las puertas son varios tipos de acabados de madera conocidos como molduras. Aunque quizás no sea un proyecto de pintura tan emocionante como una pared de acento ombré o una hermosa pared de mosaico, aprender a pintar molduras produce resultados satisfactorios por derecho propio. Pintar las molduras, tanto si se opta por un blanco semibrillante para iluminar instantáneamente una habitación como por un tono que contraste para causar un impacto elegante, puede cambiar el aspecto de una habitación en cuestión de unas pocas horas.


Esta guía cubre todas las bases de cómo pintar molduras, desde la reparación de grietas hasta el proceso de imprimación y pintura. Incluso cubriremos cómo pintar las molduras en una habitación con moqueta. Antes de que te des cuenta, esa moldura que a menudo se pasa por alto se convertirá en el centro de atención de tus ojos.

mujer aplicando cinta de pintor al zócalo

Foto vía Shutterstock


Evaluación de las molduras

Comience con una evaluación general de su moldura tal como está ahora, lo que ayuda a determinar qué herramientas y materiales necesitará y el alcance del proyecto:


Tipo de pintura o acabado

A menos que la moldura sea de madera cruda, ya está teñida o pintada de alguna manera. Puede ser con pintura al óleo, con pintura al látex o incluso con pintura al plomo (que se sabe que es tóxica). Las casas más nuevas o los trabajos de pintura recientes son probablemente de pintura a base de látex. Si no está seguro de qué tipo de pintura hay actualmente en las molduras, haga una prueba en un lugar de la moldura con un trapo humedecido con un poco de alcohol mineral, que diluye las pinturas a base de aceite. Si la pintura empieza a disolverse al frotar la moldura con el trapo, es pintura a base de aceite. Si se mantiene, es de látex.


La Agencia de Protección Ambiental advierte que todas las casas construidas antes de 1978 pueden tener pintura con plomo. Si le preocupa o no está seguro de la existencia de pintura antigua en su casa, compre un kit de prueba casero, que proporciona resultados instantáneos. Si por casualidad tiene pintura con plomo en su casa, llame a las oficinas de su municipio; a menudo hay leyes estrictas que deben seguirse sobre cómo debe manejarse la pintura con plomo.


Daños en las molduras

Los rasguños, las grietas, los pequeños agujeros y los agujeros en las molduras son comunes después de años de desgaste. Inspeccione las molduras de cerca con una luz fuerte o una linterna, iluminando la madera en un ángulo para revelar los daños o marcas que necesitan atención. (Si no hay que reparar nada, es hora de empezar a preparar y pintar.


Cómo reparar daños en las molduras

Si le da a su moldura un poco de cuidado antes de abrir la lata de pintura, el resultado final se verá fresco durante años.


Herramientas y materiales necesarios

  • Esponja o trapo
  • Papel de lija (grado medio o fino)
  • Paño de tachuelas
  • Masilla ligera
  • Espátula para masilla
  • Calafateo y pistola de calafateo (si es necesario)


Paso 1: Limpiar las molduras

Con una esponja o trapo humedecido con agua, limpie bien las molduras, prestando especial atención a los bordes, detalles, ranuras y hendiduras. Deje secar.


Paso 2: Lijar ligeramente

Este paso ayuda a preparar la superficie de la madera para la aplicación de la imprimación. Utilice un papel de lija de grado medio a fino para dar a la superficie unos bordes ásperos; limpie con un paño de limpieza para eliminar cualquier residuo de polvo de lijado.


Lijado

Haga un trabajo rápido de lijado de las molduras con una lijadora manual de bloque.


Paso 3: Tapar los agujeros pequeños

Para las muescas y pequeñas grietas, aplique masilla con una espátula y deje secar completamente (según las instrucciones del envase del producto). Una vez seco, repase la masilla con papel de lija para alisar la textura de la superficie. Limpie cualquier residuo de polvo de lijado.


Paso 4: Calafatee los agujeros grandes

Tanto si hay un hueco visible entre la moldura y la pared de detrás como una grieta entre dos piezas de la moldura, la aplicación de mas illa lo alisará todo. (¡Corta la punta del tubo en un ángulo de 45 grados para mayor precisión!)

Cinta de pintor alrededor de una moldura de ventana recién pintada

Foto vía Jenna Burger Design


Cómo pintar las molduras y los adornos

Hay más de un trabajo de pintura en el que el tiempo de preparación supera el tiempo real que se pasa con la brocha en la mano, y pintar molduras es uno de ellos. Sin embargo, el tiempo que se invierte en la preparación compensa con creces a largo plazo. Ahora, vamos a entrar en los pasos básicos para pintar molduras y adornos.


Herramientas y materiales necesarios:

  • Cinta de pintor
  • Láminas de plástico o paños de tela
  • Imprimación
  • Barras de pintura
  • Bandejas de pintura
  • Brocha angular de 2 pulgadas
  • Escalera o taburete (si el trabajo de pintura está fuera del alcance)
  • Pintura
  • Esponja o paño de microfibra
  • Cuchillo multiusos (opcional)


Paso 1: Aplicar la cinta de pintor

En todos los bordes en los que las molduras se unen a otras superficies como paredes, techos y ventanas (para las alfombras, véase más abajo), aplique con cuidado la cinta de pintor, presionando los huecos o las burbujas de aire a medida que avanza. Es importante que el borde de la cinta esté lo más cerca posible de la moldura sin que se pegue a ella.


Paso 2: Colocar el revestimiento del suelo

Coloque una lámina de plástico o un paño debajo de su espacio de trabajo y, si va a pintar un zócalo, ajuste los bordes del zócalo. Fíjelo con cinta de pintor.


Paso 3: Aplique la imprimación y deje secar

Un proyecto tan detallado como pintar las molduras requiere una brocha angular, que ayuda a que la imprimación y la pintura lleguen a todos los rincones, grietas y líneas finas de las molduras. Vierte la imprimación en una bandeja de pintura. Sumerge la brocha en la imprimación y retira el exceso. Trabaja lentamente en secciones a la vez, pintando la imprimación sobre la moldura con trazos hacia adelante y hacia atrás si estás trabajando en una pieza horizontal de la moldura y con trazos hacia arriba y hacia abajo si estás trabajando en una pieza vertical de la moldura. Limpie cualquier goteo con la brocha.


Deje que la imprimación se seque durante la noche o hasta 24 horas. Retoque cualquier punto en el que la imprimación parezca poco densa y déjela secar bien antes de pintar.


Consejo sobre la imprimación

Lo que se va a pintar encima determina el tipo de imprimación que se debe utilizar para este trabajo. Hay imprimaciones específicas para pintar sobre pinturas al óleo o sobre molduras previamente teñidas o recubiertas de poliuretano. La imprimación multiuso de KILZ es una imprimación general sólida para múltiples superficies que cubre las manchas, bloquea los olores e incluso viene en versión de aerosol para trabajos de retoque rápidos.


Paso 4: Pintar las molduras

Por fin, es el momento de dar color, o un aspecto fresco y neutro, según el caso. Revuelve bien la pintura antes de verter una cantidad modesta en una bandeja de pintura. Sumerge una brocha limpia y angulada en la pintura, eliminando el exceso. Pinte las molduras por secciones, empezando por los bordes y trabajando hacia el centro. Antes de pasar a otra sección, pase la brocha sobre la pintura aún húmeda en la dirección de la veta de la madera con movimientos largos y de barrido, mezclando las pinceladas para conseguir un acabado suave.


Paso 5: Considere una segunda capa o un retoque

Una vez que la primera capa de pintura se haya secado por completo, empezará a tener una idea de cómo será el color de la pintura final. Es muy probable que quiera repasar las molduras de nuevo con una segunda capa para saturar realmente el color.


Paso 6: Retire la cinta de pintor

Después de todo el trabajo duro, querrá que su moldura tenga un borde nítido y recto. Retira la cinta con cuidado cuando la pintura aún no esté seca o marca el borde de la mold ura con una navaja antes de retirar la cinta de pintor. ¡Voilà, una línea limpia!


Cómo pintar el zócalo contra la alfombra

Pintar el borde del zócalo que se encuentra contra la alfombra es un poco más difícil. Las mullidas fibras de la alfombra se asientan justo contra el zócalo, y necesitan ser mantenidas antes de que empiece a pintar sobre la moldura. Tenemos algunos consejos para usted - siga esta técnica probada y verdadera para pintar los zócalos de una habitación con alfombra.


Herramientas y materiales necesarios

  • Cinta de pintor ancha (2 o 4 pulgadas de ancho)
  • Espátula de plástico para masilla
  • Barra de pintura limpia, u otra herramienta fina y plana que no sea de metal
  • Imprimación
  • Pintura
  • Esponja o paño de limpieza


Paso 1: Colocar la cinta de pintor en la alfombra

Trabajando con tiras de cinta de pintor de un par de pies de longitud cada vez, coloque la cinta de manera que entre ½ pulgada y 1 pulgada de la cinta se curve contra los zócalos. No pegue la cinta a la madera... vea el siguiente paso.


Paso 2: Introducir el borde de la cinta de pintor

Aquí es donde se produce el momento de "¡Ah-ha!": Con una mano plana sobre la cinta en la parte superior de la alfombra, presione hacia abajo en la alfombra y lejos de la moldura para exponer un espacio más amplio entre la alfombra y la moldura. Mantén esa mano en su sitio. Con la herramienta plana en la otra mano, meta suavemente el borde aún suelto de la cinta de pintor entre la alfombra y el ribete.


Para proteger mejor la alfombra, coloca una o más tiras de cinta de pintor junto a la primera tira, asegurándote de que haya un poco de solapamiento para que no asome la alfombra. También puedes pegar una sección de tela plástica. Es mucho más fácil hacer un esfuerzo adicional durante la preparación que tener que limpiar la pintura de la alfombra después.


Paso 3: Reparar y pintar los zócalos

Siga las instrucciones sobre cómo limpiar, reparar, imprimar y pintar los zócalos que aparecen en las secciones anteriores.


Paso 4: Retire la cinta de pintor

Este último paso para quitar la cinta requiere de nuevo la herramienta plana. Trabajando en pequeñas secciones a la vez, presione la herramienta en el pliegue de la cinta entre la alfombra y la moldura; el propósito aquí es liberar suavemente la cinta de los zócalos para que cuando tire de la cinta, no tire accidentalmente de la capa de pintura con ella. Despega la cinta con cuidado y retírala.

borrador mágico sobre un mantel de lunares

Foto vía Savings Mania


Consejos para el cuidado de las molduras

Aquí tienes algunos trucos para mantener las molduras y los adornos con un aspecto fresco y limpio:


Reutiliza las hojas de la secadora

El revestimiento antiestático de las hojas de secadora también se desprende de los zócalos. Limpiar periódicamente los zócalos de las zonas de alto tráfico con hojas de secadora usadas ayuda a evitar la acumulación de polvo y pelo de mascotas.


Opta por un borrador mágico

Las molduras de los zócalos, sobre todo alrededor de las puertas y las entradas, sufren mucho tráfico y pueden acumular rozaduras. Ten a mano una pila de gomas de borrar mágicas para retocar rápidamente las molduras. Sólo asegúrate de no restregar demasiado, sólo hasta que la rozadura desaparezca.


Prepárate para aspirar

Si está limpiando o quitando el polvo de las molduras de corona, algo de polvo acabará cayendo en el suelo de abajo. Prepárese para aspirar el suelo debajo de donde está limpiando cuando termine.


Utilice bastoncillos de algodón para las esquinas

Utilice un bastoncillo de algodón humedecido en la solución de limpieza que prefiera para limpiar las esquinas de las molduras, como por ejemplo donde se unen dos paredes.


¿Tienes algún consejo para pintar las molduras? Si es así, compártelos a continuación.

Este proyecto fue traducido del inglés