Conteniendo la glicina

Me encanta la glicina, pero he descubierto que es extremadamente invasiva. Nuestro asesor paisajístico me dio una gran idea para disfrutar de la glicina sin todos los problemas que produce.
Pensaba que se podía recortar la glicina para contenerla. No sabía que las raíces eran igual de invasivas, si no más.
Arrancamos la glicina y la plantamos en un contenedor en la terraza. Ahora está creciendo rápidamente en la pérgola y proporcionando hermosas flores. Pronto dará algo de sombra. Todavía tenemos que podarla y recortarla, pero las raíces están contenidas y eso es la mitad de la batalla.

Este proyecto fue traducido del inglés