10 grandes trucos y consejos de jardinería

La primavera estará aquí pronto, y para muchos eso significa poner en forma sus jardines y céspedes. ¡Esto parece un montón de trabajo para algunas personas, pero nosotros en Tamate Landscaping hemos creado una gran lista de consejos y trucos de jardinería para cualquier persona interesante es la jardinería!
Determine lo que quiere hacer antes de empezar


Mencionar esto como el primer consejo puede sonar como un poco de trampa, pero es demasiado importante para no mencionarlo. Antes de empezar con tu jardín o tu césped, intenta decidir qué quieres hacer con él. Si esbozas el diseño de tu paisaje en papel, podrás saber exactamente lo que necesitas y ahorrar mucho dinero
2. Plantar plántulas en cáscaras de huevo


Las cáscaras de huevo son estupendas jardineras ecológicas para cultivar tus plántulas antes de ponerlas en tu jardín. Sólo tienes que limpiar tus cáscaras de huevo después de usarlas, llenarlas de tierra, plantar tus semillas y dejarlas crecer en un cartón. Una vez que tus plántulas crezcan lo suficiente, rompe el fondo de las cáscaras, retira los fragmentos y coloca la planta y la cáscara en tu jardín. Las cáscaras de huevo se disolverán en la tierra y añadirán algunos nutrientes muy necesarios a tu jardín
Ahorre su agua de arroz
3. Guarda el agua del arroz


La próxima vez que cocines arroz, guarda el agua que has utilizado para lavarlo en lugar de tirarla por el desagüe. Es un gran fertilizante natural para tus plantas.
4. Introduce mariquitas en tu jardín


Si tiene problemas con los pulgones que destruyen sus plantas, introduzca algunas mariquitas en su jardín para matar las plagas destructivas. Las mariquitas son depredadores naturales de los pulgones, y liberarlas en tu jardín es una buena manera de proteger tu jardín sin usar insecticidas.
5. Añade unos posos de café


Los posos de café no sólo son excelentes para mantener a raya a las babosas, sino que también pueden impedir la aparición de moho. También son ricos en nutrientes, por lo que son un gran fertilizante. Si bebes mucho café en tu casa, sin duda tienes algunos posos de café húmedos que van a la basura cada día, pero deberían ir a tu jardín en su lugar.
6. Guarde sus recortes comprados en la tienda


Los restos de albahaca, apio y cebollas que compras en el supermercado suelen poder replantarse y cultivarse, lo que hace innecesario un viaje a la tienda de jardinería en busca de más semillas. De hecho, incluso los residuos que no pueden replantarse pueden añadirse a una pila de compost, así que no dudes en guardar tus residuos orgánicos si quieres un fertilizante eficaz.
7. Añadir leche a su jardín


Al igual que los posos del café, la leche puede añadir nutrientes a tu suelo y actuar como recurso antifúngico. Si tienes un poco de leche en tu nevera que no vas a utilizar antes de su fecha de caducidad, viértela en tu jardín en lugar de tirarla por el desagüe.
8. Pellizcar las plantas


Dividir el centro del tallo de una planta - una práctica conocida como "pellizcar" - puede ser una buena manera de fomentar el crecimiento de nuevas hojas e incluso puede salvar una planta de morir (fuente: hobbyfarms.com).
9. Deshazte de las malas hierbas con azúcar


Para deshacerte de una mala hierba, sólo necesitas una cucharada de azúcar. Sólo tienes que aplicarla sobre una hierba húmeda, y se desvanecerá hasta la raíz. El azúcar funciona mejor cuando se trata de hojas de hoja ancha y anuales que de hierbas y plantas perennes.
10. Mantenga las herramientas en buen estado con arena de construcción


A nadie le gusta trabajar con herramientas de jardinería oxidadas, pero puedes mantener tu equipo libre de óxido guardándolo en arena de construcción y un poco de aceite mineral. La arena de construcción se puede comprar en las ferreterías, y todo lo que tienes que hacer es llenar un bote con el material junto con un poco de aceite mineral para mantenerlo ligeramente húmedo. Si guardas tus herramientas en la arena, la mezcla las limpiará y evitará que el metal se oxide.

Este proyecto fue traducido del inglés