Cómoda rescatada

Esta pequeña cómoda estaba destinada al contenedor. No soporto ver cómo se tiran piezas, especialmente las que están en buen estado. La traje a casa, la lijé un poco y, sin saber qué quería hacer con ella, empecé a buscar pintura en mi sótano.
Tengo fama de pintar todo de negro y decidí que era hora de experimentar con otros colores.
Me puse a buscar pintura en mi sótano y encontré un color verde muy chulo, una especie de gris/verde.
Decidí darle una sola capa para sugerir un aspecto desgastado. Me encanta esta pequeña cómoda. ¡Casi odio tener que regalarla!
Aquí está la parte superior - así como se puede ver a través de una foto - nunca le hacen justicia.
Me encantó el color tanto que pinté esta mesa nido extraviada también.

Este proyecto fue traducido del inglés