5 impactantes señales de peligro eléctrico y placas frontales de moda

¿Qué tipo de accidente es fácilmente evitable y, sin embargo, supone 28.600 incendios y 1.100 millones de dólares en pérdidas materiales cada año?
Los incendios eléctricos. De hecho, el cincuenta y tres por ciento de los incendios residenciales tienen que ver con el cableado eléctrico, que está intrincadamente escondido detrás de las placas frontales de los interruptores de la luz. Aparte de las chispas que saltan, las señales de peligro eléctrico pueden ser sutiles. Realizar algunas tareas sencillas, como apretar un ventilador de techo o comprobar la temperatura de una placa frontal, puede suponer la diferencia entre la prevención de un incendio y un desastre ardiente.
Dos veces al año, realice una auditoría de seguridad eléctrica y preste atención a los siguientes signos sutiles de peligro. Si estas condiciones persisten, póngase en contacto con un electricista.
1. Extremos sueltos en los cables de extensión.


Si su cable alargador tiene extremos sueltos, o si ha vendado un cable alargador con cinta adhesiva, es hora de sustituirlo. Los cables dañados pueden tener cables vivos expuestos que conducen a riesgos de descarga e incendio.


2. 2. Disparo de los enchufes GFI.


Un interruptor de circuito por falla a tierra (GFI) es un tomacorriente que suele estar ubicado en cocinas y baños -a menudo a menos de dos metros de una fuente de agua- y que evita que las personas se electrocuten. Estos tomacorrientes detienen inmediatamente el flujo de electricidad (y se "disparan") cuando detectan el más mínimo cambio en la corriente. Si su GFI comienza a dispararse repetidamente, probablemente tenga un problema eléctrico o un receptáculo de toma de corriente GFI desgastado. Para saber más sobre los GFIs, lea: Pruebe su interruptor de falla a tierra.


3. Ventiladores de techo que se tambalean.


Si su ventilador de techo no gira uniformemente, su aparato no está correctamente montado en la caja eléctrica, sus aspas están desequilibradas o sus aspas están deformadas. Para saber cómo arreglar su ventilador que se tambalea, lea: Cómo arreglar un ventilador de techo que se tambalea. Sin embargo, recomendamos llamar siempre a un electricista para arreglar los cables y cajas eléctricas dañados.


4. Potencia de la bombilla inadecuada.


Utilizar una bombilla con una potencia superior a la recomendada supone un riesgo de incendio y puede sobrecalentar la instalación. Si se trata de una instalación con varias bombillas o un conjunto de luces, compruebe todas las bombillas individualmente y sustitúyalas si es necesario. Sea coherente con la potencia de las bombillas en esta situación.


5. Caliente las placas frontales.


Si la placa frontal está caliente al tacto, probablemente tenga una carga eléctrica excesiva en esa unidad. Controle cualquier placa frontal caliente que encuentre. Si el problema persiste, o la placa frontal se calienta al tacto, llame a un electricista. Nota: La excepción a esta regla son los interruptores de regulación. A menos que esté demasiado caliente al tacto, está bien.


Nota: Si se produce un incendio, ¡aléjate del agua! Puede parecer una reacción natural apagar el fuego con H2O, pero ten en cuenta que el agua conduce la electricidad. Arrojar agua a un incendio puede hacer que éste aumente de tamaño y sea más difícil de combatir. En su lugar, utilice un extintor para sofocar las llamas. ¿No tienes un extintor? Consigue uno aquí: Comprar extintores.


Vea el post completo y otros consejos para el hogar en: http://bit.ly/1EUkzlg

Este proyecto fue traducido del inglés