De mesa de centro a cómoda otomana

$50
3 Hours
Fácil
A veces heredo los muebles por la vía de "¡Eh! Te he cogido esto porque pensé que podrías hacer algo con él". Entra: mesa de centro antigua. Es sólida y está bien construida, pero es... asquerosa. Convertirla en una cómoda otomana es un proyecto rápido, el paso más largo es esperar a que se sequen las patas pintadas.
Antes...
Si las patas son desmontables, quítalas y píntalas primero. Si no, pinta las patas y deja que se sequen bien antes de empezar a montar la otomana.


Corta la espuma del cojín y la envoltura del cojín a la medida. Querrás que haya suficiente para solapar el borde y los lados.
Centra y fija la parte inferior de la mesa con una pistola de grapas. Tira ligeramente para que la envoltura del cojín no quede demasiado suelta. Yo también utilicé la pistola de pegamento caliente para asegurarme de que la envoltura del cojín quedara bien ajustada en las esquinas. Recorta el exceso.
A continuación, coloca la tela sobre el cojín, tira de ella para que quede bien ajustada y grapa. Si la tela tiene un dibujo, dale la vuelta a la mesa para asegurarte de que el dibujo está bien colocado y grapa cada lado. Una vez grapado, será más fácil darle la vuelta y terminar de grapar todo el contorno.
El pliegue superpuesto es la forma más sencilla y fácil de manipular la tela en cada esquina.
Para terminar por debajo, recorta el exceso de tela, dobla la solapa sobrante bajo sí misma y fíjala con pegamento caliente.
Apoya los pies y da por terminado el trabajo :)

Este proyecto fue traducido del inglés