Jarrones envueltos en jersey para el otoño

¿Alguien más está preparado para el ligero frío que hace que cojas un jersey por primera vez en meses? A mí me encantan las prendas de punto suaves y acogedoras que parecen abrazarte con su acurrucamiento. Porque ¿a quién no le gustan los acurrucamientos?
Ya que me gusta tanto esa sensación, ¿por qué no iba a gustarle a mi decoración, verdad?
Decidí dar a mis jarrones de cristal el tratamiento de acurrucamiento con su propio jersey acogedor.
Este es uno de esos proyectos increíblemente fáciles. ¡Y así es como se hace!
Paso 1: Coge algunos jerséis viejos a los que no tengas miedo de coger unas tijeras. Esta es una gran manera de reciclar esos jerséis que están mejor vistos. O si aún conservas todos los tuyos, acude a una tienda de segunda mano.


Cuando busques jerséis, busca jerséis de punto grueso con cableados y detalles interesantes.
Paso 2: Reúne todos los tarros, jarrones y recipientes de cristal que tengas.
Paso 3: Enhebra tu jarrón a través de la manga (o del cuello de tortuga, como hice yo para éste). Coloca la manga/cuello en el lugar donde quieres que encaje el vaso.
Juega con los puños si quieres. A continuación, corta la manga/cuello aproximadamente una pulgada por debajo del fondo del recipiente de cristal.
Paso 4: Con una aguja de tejer y una yarda, cose la parte inferior para que quede plana.
Paso 5: ¡Rellena, decora y disfruta! Coloca algunas ramas en un jarrón alto para darle más altura. Enciende una vela en otro. También quedan adorables en grupos.
Ahora tu mesa es hermosa y está lista para el otoño. También puedes probarlos en cualquier lugar: en la repisa de la chimenea, en la mesa de entrada o en la mesa auxiliar.

Este proyecto fue traducido del inglés