Tarro de popurrí iluminado

Me encantan las velas perfumadas, sobre todo durante las fiestas, pero suelen hacer que mis alergias se disparen. Y, con los niños alrededor, siempre soy muy cautelosa cuando se trata de tener velas en la casa. Así que hice este tarro de popurrí iluminado, que huele de maravilla y añade un poco de calidez a la habitación.
Me dirigí a la tienda de manualidades y compré algunos tarros grandes, relleno para jarrones, cinta otoñal, arpillera y algunos hilos de mini luces. Para este proyecto, también necesitarás aceite de fragancia o aceite esencial con un aroma otoñal o festivo.
En primer lugar, añadí el aceite perfumado al relleno del jarrón y lo dejé secar. Si quieres, también puedes utilizar popurrí ya hecho. A continuación, llené el tarro con el relleno y coloqué las luces dentro del tarro.
Corté la arpillera para que encajara en la abertura del tarro, añadí la anilla para sujetar la arpillera y pegué la cinta alrededor del cuello del tarro.
Y ya está. Guardo el tarro en la encimera y lo conecto por la noche. Hace que la habitación parezca muy acogedora, ¡y también huele muy bien! Quizás quieras comprar más tarros porque es un gran regalo para la anfitriona.


Escribí este post como colaboradora en PinkWhen, y puedes encontrar más detalles en el blog.

Este proyecto fue traducido del inglés