Cómo limpiar un ventilador de caja en menos de 10 minutos

Por Judy Schumer


Un ventilador de caja es un sólido caballo de batalla que te refresca en verano, mueve el aire caliente por tu casa en invierno y te adormece con ruido blanco. Estos aparatos también son estupendos para limpiar el aire ahumado de tu cocina si no eres la próxima Martha Stewart.


Como cualquier ventilador, los ventiladores de caja acumulan polvo, que puede acabar ensuciando el motor. Si aprende a limpiar su ventilador de caja y mantiene una rutina de limpieza sólida, este elemento básico del hogar puede durar muchos años. Y una vez que deje de funcionar definitivamente, puedes convertirlo en una bonita decoración de jardín o en una mesa y sillas para niños.


Además de aumentar la longevidad de tu ventilador, al mantenerlo limpio respirarás un aire más limpio sin que el polvo se cuele en tu casa. Imagínese que la brisa fresca recorre su casa y le proporciona un alivio refrescante del calor del verano, en lugar de un aparato enfadado que arroja polvo y suciedad por toda la casa y en sus senos nasales. Siga leyendo para saber cómo limpiar correctamente un ventilador de caja.

dos ventiladores de caja negros y uno blanco alineados en una acera

Foto vía Shutterstock


Por qué es importante limpiar el ventilador de caja

Es cierto que un ventilador polvoriento tiene un aspecto antiestético, pero hay varias razones importantes por las que debe limpiar su ventilador de caja:

  • Mantener el ventilador limpio tiene beneficios para el medio ambiente. Al mantener el ventilador limpio con regularidad, se prolonga su vida útil y, por lo tanto, se evita que acabe en un vertedero.
  • Los ventiladores sucios plantean problemas de seguridad. Cuando se acumula suficiente polvo, éste recubre el motor, haciendo que éste trabaje más para girar las aspas, lo que a su vez provoca un sobrecalentamiento y convierte al ventilador en un posible peligro de incendio.
  • Mantener limpio el ventilador de la caja tiene beneficios para la salud. Un ventilador sucio expulsará polvo por el aire. Si el ventilador ha estado almacenado durante el invierno, al limpiarlo se eliminan las esporas de moho que puedan estar al acecho en el ventilador.
  • Como cualquier aparato, un ventilador de caja limpio es más barato de hacer funcionar. Consume menos energía porque está funcionando al máximo.


Cuándo limpiar un ventilador de caja

Una guía general es aspirar las rejillas y alrededor de las aspas cada dos semanas (sin desmontar la máquina). Si nota que las aspas o la rejilla se llenan de polvo, aspire rápidamente el ventilador antes.

Limpie su ventilador y el motor más a fondo cada seis semanas para mantenerlo funcionando al máximo. Si tiene mascotas, límpielo a fondo cada cuatro semanas. Al igual que el polvo, el pelo de las mascotas se acumula en las aspas y alrededor del motor, lo que puede hacer que el movimiento de las aspas sea más lento y que el rendimiento del motor se debilite.


Cómo limpiar un ventilador de caja sin desmontarlo

Si no puedes desmontar el ventilador sin dañarlo o no tienes tiempo para hacer una limpieza completa, puedes darle un rápido repaso con aire comprimido.

Es importante desenchufar siempre el ventilador antes de intentar limpiarlo. Utilice una lata de aire comprimido para rociar hacia el motor del ventilador y las aspas para desalojar y expulsar el polvo del ventilador. Asegúrate de seguir las instrucciones de la lata, utilizando ráfagas cortas de aire y manteniendo la boquilla de pulverización a unos metros del ventilador.

limpiando a mano las aspas del ventilador con una toalla

Foto vía Shutterstock


Cómo limpiar un ventilador de caja con vinagre y bórax

Este método utiliza un limpiador casero y consiste en limpiar las rejillas y las aspas del ventilador a mano. Puede llevar un poco más de tiempo, pero te asegurarás de que se borre todo el polvo y la suciedad.

Herramientas y materiales necesarios:

  • Guantes de goma
  • 1 cucharadita de bórax
  • ¼ de taza de vinagre blanco
  • 2 tazas de agua hirviendo
  • Botella de spray resistente al calor
  • Embudo
  • Destornillador
  • Aspiradora con cepillo para el polvo
  • Esponja limpia, humedecida con agua
  • Toallas de papel


Paso 1: Desenchufe el ventilador

Desenchufe siempre su ventilador antes de intentar limpiarlo.


Paso 2: Mezclar el limpiador

Revuelva el bórax y el vinagre en el agua caliente. Deje que se enfríe completamente antes de verter la mezcla en la botella de spray, utilizando un embudo si es necesario.


Paso 3: Retire las rejillas

Retire las rejillas delantera y trasera de su ventilador de caja. Si su ventilador tiene tornillos, retírelos y apártelos. Si su ventilador tiene clips para mantener las rejillas en su lugar, desenganche cada uno de ellos para liberar las rejillas.


Paso 4: Aspirar las rejillas

Utilice el cepillo de polvo acoplado a la varilla de su aspiradora para limpiar las rejillas y eliminar todo el polvo suelto.


Paso 5: Rocíe la rejilla con limpiador

Póngase guantes de goma, ya que el bórax puede irritar la piel. Rocíe las rejillas con la solución de vinagre y bórax. Deje que el limpiador se asiente durante unos tres minutos y luego limpie las rejillas con la esponja humedecida con agua. Enjuague la esponja con frecuencia para eliminar la suciedad.


Paso 6: Limpiar las aspas del ventilador

Rocíe el limpiador de bórax y vinagre en toallas de papel para crear paños de limpieza húmedos, no mojados. Limpie cada aspa con las toallas de papel. Asegúrese de mantener cualquier líquido lejos del motor.


Paso 7: Limpie la carcasa exterior

Limpie el exterior del ventilador con toallas de papel humedecidas en la solución de bórax y vinagre.


Paso 8: Secar todas las piezas

Seque las aspas del ventilador y las rejillas con toallas de papel limpias y secas. No debe haber agua ni solución de limpieza en ninguna de las piezas, lo que puede suponer un peligro eléctrico cuando se vuelva a encender el ventilador.


Paso 9: Vuelva a colocar las rejillas

Atornille o enganche las rejillas delanteras y traseras en el ventilador.



Cómo limpiar un ventilador de caja con jabón para platos

Su bañera puede ser una forma práctica de limpiar su ventilador mientras contiene cualquier desorden. Si su ventilador vive cerca de la cocina, es muy probable que las aspas estén cubiertas de suciedad grasienta. El jabón líquido para vajilla ayudará a eliminar la grasa del aparato.

Herramientas y materiales necesarios:

  • Destornillador
  • Esponja limpia, humedecida con agua
  • Jabón líquido para platos antigrasa
  • Toallas de papel o toallas viejas limpias
  • Aspiradora con cepillo para quitar el polvo
  • Martillo pequeño


Paso 1: Desenchufar el ventilador

No se puede decir lo suficiente: Desenchufe su ventilador antes de intentar limpiarlo. Las descargas eléctricas pueden ser extremadamente peligrosas.


Paso 2: Retire las rejillas

Si su ventilador tiene tornillos, retire los tornillos que sujetan las rejillas. Si tiene clips, desenganche las rejillas. Aparte los herrajes para volver a montarlos.


Paso 3: Llene su bañera

Tapona el desagüe de la bañera y llénala hasta la mitad con agua caliente. Añade una cucharada de jabón líquido antigrasa mientras la bañera se llena.


Paso 4: Remojar las rejillas

Coloque las rejillas del ventilador en la bañera para dejarlas en remojo. Espere diez minutos y luego limpie cada rejilla con la esponja mientras están sumergidas. Escurra la bañera y enjuague las rejillas con agua limpia. Séquelas con toallas de papel o toallas viejas y apártelas.

Paso 5: Retirar y limpiar las aspas del ventilador

Agarre suavemente las aspas opuestas y tire hacia arriba. Las aspas deberían salirse. Enjuague la esponja que utilizó en las rejillas. Añada una gota de jabón líquido a la esponja y utilícela para limpiar cada aspa. La esponja debe permanecer húmeda, pero nunca mojada o goteando. Seque las cuchillas con papel de cocina o una toalla vieja.


Paso 6: Aspirar el motor

Utilizando la aspiradora con el cepillo para el polvo acoplado, aspire el exterior del motor para eliminar el polvo y la suciedad.


Paso 7: Vuelva a montar el ventilador

Vuelva a colocar las aspas empujándolas hacia abajo para que vuelvan a entrar en el eje de las aspas. Golpee el centro de las aspas para asegurarse de que están firmemente sujetas. Vuelva a atornillar ambas rejillas en el ventilador.




Cómo limpiar un ventilador de caja con una manguera

Este método es el menos sucio porque usted hace toda la limpieza al aire libre. Elija un día sin viento, saque la manguera y limpie el ventilador.

Herramientas y materiales necesarios:

  • Destornillador
  • 1 taza de vinagre blanco
  • 1 taza de agua caliente
  • Cubo de arena o recipiente para mezclar
  • Manguera de jardín con boquilla
  • Cubo pequeño o recipiente para mezclar
  • Esponja
  • Toallas de papel suaves
  • Cepillo de limpieza de cerdas suaves


Paso 1: Desenchufe el ventilador

Siempre que utilices agua cerca de un electrodoméstico, asegúrate de que está desenchufado. ¡La seguridad es lo primero y siempre!


Paso 2: Retire las rejillas

Desenrosque los tornillos que sujetan las rejillas delantera y trasera en su lugar. Apártelos para cuando vuelva a montar el ventilador de caja. Algunos ventiladores de caja tienen clips unidos en lugar de tornillos y sólo es necesario soltarlos para quitar las rejillas.


Paso 3: Limpiar las rejillas

Mezcle el vinagre y el agua en un pequeño cubo de arena o en un bol para mezclar. Sumerja la esponja en la mezcla, empapándola. Limpia la parte delantera y trasera de cada parrilla con la esponja, enjuagando la esponja a menudo. Una vez que hayas limpiado las rejillas, aclara las dos rejillas con la manguera, con la boquilla puesta en la posición más alta (normalmente chorro). Deje que las rejillas se sequen al aire durante unos 10 minutos antes de terminar de secarlas con toallas de papel.


Paso 4: Limpiar las aspas del ventilador

Retire las aspas del ventilador del eje sobre el que se apoyan agarrando suavemente dos de las aspas y tirando hacia arriba. Una vez retiradas las aspas, utilice la esponja empapada en la mezcla de vinagre y agua para limpiar a fondo cada aspa, por delante y por detrás. Aclara y exprime la esponja después de limpiar cada cuchilla para trabajar con una esponja limpia. Vuelva a sumergirla en la solución de vinagre después de cada enjuague. Seque bien las aspas con toallas de papel cuando haya terminado de limpiarlas.


Paso 5: Desempolvar el motor del ventilador

Utilice un cepillo de limpieza seco y de cerdas suaves para eliminar el polvo y la suciedad que se haya acumulado en el motor.


Paso 6: Vuelva a montar el ventilador de caja

Compruebe la rejilla y las aspas para asegurarse de que están completamente secas. Vuelva a colocar las aspas, empujando firmemente hacia abajo para que las aspas del ventilador encajen en el eje. Fije las rejillas con los tornillos o sujételas en su lugar. Limpie la cubierta exterior del ventilador con una toalla seca o una toalla de papel para limpiar cualquier mancha o suciedad.




Cómo lubricar un ventilador de caja

Si tiene un ventilador de caja antiguo, debe aceitarlo una vez al año para mantener las piezas móviles bien lubricadas. Los ventiladores de caja más nuevos (comprados en los últimos dos años) tienen un motor sellado y no necesitan aceite en absoluto. Si no está seguro, consulte el manual de su ventilador o busque su número de producto en Internet para saber si el motor está sellado o no.

El mejor momento para engrasar su ventilador de caja es cuando lo saque del almacén de invierno, y recuerde siempre desenchufar su ventilador antes de realizar cualquier mantenimiento en él.

Herramientas y materiales necesarios:

  • Destornillador
  • Limpiador doméstico multiuso (como Spic and Span)
  • Esponja
  • Paño limpio y seco
  • Aceite de motor 3-IN-ONE (un aceite lubricante con un aplicador fácil de usar y recomendado por sus propiedades de resistencia al calor)


Paso 1: Retirar las rejillas

Retire las rejillas delantera y trasera del ventilador utilizando el destornillador si su ventilador tiene tornillos que sujetan las rejillas. Si el ventilador tiene clips, despréndalos para retirar las rejillas. Coloque toda la tornillería en un lugar seguro. Aspire y luego limpie las rejillas con la esponja humedecida con la solución limpiadora. Deje las rejillas a un lado para que se sequen.


Paso 2: Retirar las aspas

Coloque el ventilador en posición horizontal con las aspas hacia arriba. Agarre con cuidado un aspa de cada lado del ventilador y levántela para separar las aspas del motor. Es posible que haya un clip que fije las aspas al motor. Si su ventilador tiene uno, quítelo antes de intentar levantar las aspas.

Limpie las aspas con la esponja humedecida con la solución de limpieza. Seque cada una de las aspas y apártelas.


Paso 3: Lubricar

Aplique una o dos gotas del aceite de motor 3-IN-ONE® en cada puerto de aceite, que estará marcado en la máquina. Añada una o dos gotas de aceite al eje del ventilador, cubriéndolo con los dedos.


Paso 4: Reacomodar las piezas del ventilador

Vuelva a colocar las aspas del ventilador y después las rejillas, teniendo cuidado de sujetar bien cada pieza.

aspas del ventilador blanco polvorientas

Foto vía CreekLineHouse .


Consejos para mantener limpio su ventilador de caja

Hay dos factores importantes para mantener su ventilador de caja limpio junto con el aire que fluye a través de él: eliminar el polvo y la suciedad y luego prevenir el polvo y la suciedad antes de que se convierta en un problema mayor. Estos son algunos consejos para guiarle en el camino.

  • Aspire alrededor de su ventilador cada dos semanas para evitar que el polvo y la suciedad sueltos se incrusten en el motor. También puede rociarlo con aire comprimido semanalmente para mantener el polvo a raya.
  • Cuando desmonte el ventilador para limpiarlo, limpie las aspas con un spray de limpieza que reduzca los alérgenos, como Pledge Dust & Allergen.
  • Para reducir la cantidad de polvo o suciedad que llega a las aspas o al motor, utilice un filtro de aire en la parte posterior de su ventilador. Existen filtros de aire especialmente fabricados para ventiladores de caja que pueden colocarse fácilmente en la parte trasera y que están pensados para reducir el polvo y la suciedad que entran en la parte trasera del ventilador, lo que también reduce la cantidad de polvo que sale por la parte delantera.
  • A medida que su ventilador de caja envejece, puede necesitar un poco de arreglo. Pintar un ventilador de caja es una buena manera de mantenerlo como nuevo.


¿Utilizas un ventilador para dormir por la noche? Háganos saber en los comentarios si tiene algún consejo de limpieza.

Este proyecto fue traducido del inglés