Bonito y fácil expositor de tarjetas de Navidad

Si alguien se preocupa lo suficiente como para enviar una tarjeta de Navidad "de verdad" (especialmente en estos días de tarjetas electrónicas y mensajes de texto), merece ser exhibida donde pueda ser disfrutada. Así que en los últimos años he encontrado una forma de exponer mis tarjetas de Navidad para poder mirarlas siempre y pensar en todos mis amigos y familiares que se preocupan por mí. Cojo un bonito y largo trozo de cinta navideña (la cinta "alambrada" es la que mejor funciona), la enrollo alrededor de mi mano, luego la clavo en la moldura de madera y dejo que se desenrolle, bajando. A continuación, empiezo a grapar las tarjetas de Navidad de arriba a abajo. Qué manera más bonita de exponer estas tarjetas tan preciadas. (Creo que también sería una buena forma de exponer las fotos antiguas de Navidad).
Utilicé los "clavos de acabado" blancos y delgados para colgar la cinta navideña con cable de la moldura y poner un bonito adorno en la parte superior. Después de la Navidad, dejo los clavos para que estén listos para el año que viene.
Coloco la cinta donde hay un espacio vacío en la pared. Queda muy bonito solo, incluso sin las tarjetas de Navidad.
Yo ya tengo dos cordones de cinta llenos de tarjetas de Navidad. Para cuando llega la Navidad, suelo tener todas las cintas llenas.
Entonces empiezo a grapar las tarjetas de Navidad de arriba a abajo. Centro la tarjeta en la cinta con la punta izquierda hacia arriba. Grapo la tarjeta desde el interior para poder abrirla y leerla.
Puedo mirar las tarjetas y leerlas cuando quiera. ¡Me encanta!

Este proyecto fue traducido del inglés