Cómoda rosa y blanca

Encontré esta cómoda mientras rebuscaba en una tienda de segunda mano. Mi primera reacción fue: "¡Yuk!". Mi segunda reacción fue: "¡La compraré!".
Como puedes ver en la foto de abajo, estaba en bastante mal estado, especialmente los tiradores de los cajones.
Sí, eran desagradables con algún tipo de corrosión acumulada.
Inicialmente planeé simplemente reemplazar los tiradores de los cajones, pero lamentablemente el balance de mi chequera decía lo contrario. Así que busqué formas de limpiar el metal. Me desanimaron las recomendaciones de utilizar productos químicos agresivos. Mi marido me sugirió que usara vinagre, así que decidí probarlo. Dejé los tiradores en remojo toda la noche, con buenos resultados, y luego los volví a dejar en remojo para obtener resultados aún mejores.
Después de remojarlos en el vinagre, los froté con un cepillo de dientes y Bar Keeper's Friend.
Creo que se limpiaron maravillosamente. No es perfecto, es decir, nuevo, pero lo suficientemente bueno para aplicar la pintura.
Pinté la cómoda en rosa y blanco. Para los tiradores de los cajones, primero sellé el metal y luego apliqué una capa de rosa, seguida de 2 capas de blanco. A continuación, he lijado para revelar parte del rosa y así encajar en el esquema de color general.
Ahora que está todo fresco y limpio creo que este mueble tendrá una segunda oportunidad.

Este proyecto fue traducido del inglés