Puertas viejas convertidas en cabecero envejecido

Se trata de dos viejas puertas sujetas entre sí y unidas a la pared por una tubería galvanizada para darle cierta profundidad.
Adjuntamos tablas de 1x4 a la parte trasera de las puertas. Una a cada lado midiendo toda la altura de la cabecera.
Medí y corté 6 tablas adicionales para fijarlas horizontalmente entre las tablas verticales.
Imprimado, pintado y lijado para darle un aspecto envejecido. Hicimos las luces con un kit de luces y luego añadimos las jaulas. Las fijamos al cabecero con un tubo galvanizado para facilitar el ajuste de la altura.

Este proyecto fue traducido del inglés