Un nuevo giro en un viejo favorito Tarros de guinga hechos con esmalte de uñas!

Estos tarros fueron sencillos de hacer y sólo necesitaron cinta de pintor y esmalte de uñas, ¡sí, esmalte de uñas!
Estos tarros son ideales para bebidas o portavelas, ¿a quién no le gusta un buen tarro de cristal?
Envuelve la parte superior del tarro con cinta de pintor, asegúrate de presionar todo el camino alrededor para que la pintura no se meta debajo de la cinta.
Pega más cinta en vertical, dejando el espacio que quieras que tenga tu cuadrado. Pinta una fina capa de esmalte de uñas en el tarro de cristal y déjalo secar completamente. Consejo: Esto funciona mejor con un esmalte de uñas semi transparente para aumentar el efecto de capas.
Una vez que se haya secado por completo, retira la cinta de pintor y tendrás rayas alrededor del tarro.
A continuación, envuelve el tarro con cinta de pintor en sentido horizontal, dejando el mismo espacio que las líneas verticales.
Pinta alrededor del tarro de cristal. Dependiendo de tu esmalte de uñas, puede que tengas que aplicar otra capa cada dos cuadros para oscurecerlos. Deja secar completamente.
Retira la cinta adhesiva y utiliza tus tarros de guinga. Utilicé una vela amarilla en el interior para que los colores resaltaran y añadí el vidrio azul para darle aún más color, ¡no puedo esperar a ponerlo en mi mesa!

Este proyecto fue traducido del inglés