Revise sus tablas de cortar

Puede ser el momento de decir adiós a su tabla de cortar. Si su tabla es vieja o simplemente está desgastada, puede estar albergando bacterias dañinas, como Salmonella y E. Coli. De hecho, las tablas de cortar pueden ser uno de los lugares más sucios de toda la casa. Así que coge tu tabla de cortar (o tablas) y hazte las siguientes preguntas.
Más consejos para la limpieza del hogar: http://bit.ly/L054Rv
1. ¿Hay grietas o cortes profundos en la tabla? Las marcas de los cuchillos están bien - todas las tablas de cortar mostrarán al menos algunas marcas superficiales de los cuchillos. Pero si puede ver ranuras profundas, hoyos, astillas y cortes en su tabla, es hora de reemplazarla. Haga esto especialmente si una grieta atraviesa todo el camino hasta el otro lado de la tabla. Este espacio crea un excelente escondite para los gérmenes y las bacterias.
2. ¿Hay decoloración? Sustituya la tabla de cortar si observa alguna decoloración que no desaparece después de lavarla o pasarla por el lavavajillas. Si la decoloración es de color negro u oscuro, es probable que se trate de moho y será increíblemente difícil de eliminar.
3. ¿Ve que la tabla de cortar está muy rayada? Con el tiempo, el acto de golpear repetidamente la tabla de cortar raya la superficie, haciendo que sea más difícil de limpiar. Una tabla de cortar debe ser reemplazada cuando su superficie está profundamente rayada, lo que significa que hay tantas marcas de cuchillo que la superficie de la tabla está significativamente alterada. Esto es especialmente común en las tablas de cortar de plástico. Puede saber si su tabla está muy marcada por su aspecto y por el tacto. La zona marcada también puede mostrar cierta decoloración.
4. ¿Se han empezado a separar las costuras? Esto es común en las tablas de cortar de bambú y de madera: Si nota que las costuras de la madera han empezado a separarse, es hora de cambiar la tabla. La separación suele comenzar a lo largo de los bordes de la tabla y formar grietas grandes y visibles. Este es un punto atractivo para que se escondan las bacterias Salmonella y E. Coli.
5. ¿Está la tabla distorsionada o alabeada? Si nota que la tabla se ha deformado o tiene una forma distorsionada, es una buena idea comprar una nueva tabla - es más difícil de limpiar y es insegura. Una tabla de cortar deformada creará una superficie de corte inestable.

Este proyecto fue traducido del inglés