Perchero de matrícula

Aunque ya no suelo participar en ferias de artesanía, porque estoy bastante ocupada con la producción de artesanía para dos tiendas de Hamburgo, a veces hago nuevos objetos de diseño que podrían ser adecuados para venderlos allí. Como casi todos los productos de las ferias de artesanía están pensados para el público femenino, siempre me gusta tener algo en la mesa que pueda interesar al sexo masculino. El verano pasado, hice algunos de estos percheros de matrícula. No han tenido mucho éxito en la venta, ya que no he tenido en cuenta que son pocos los hombres solteros que acuden a las ferias de artesanía y que los hombres casados rara vez reciben el permiso de sus esposas para adquirir objetos decorativos para sus hogares. Me siguen gustando mis percheros de matrícula porque son fáciles de hacer y, por lo tanto, representan un regalo poco complicado y original para los aficionados a los coches, y al final he vendido todos los percheros, excepto uno que he conservado para mi estudio.
En cuanto a la fabricación de este perchero no hay mucho que decir, por eso tampoco he sentido la necesidad de más imágenes. Sólo hay que hacer unos agujeros en la placa para los ganchos y luego fijarlos con tornillos y tuercas a la matrícula. Para que el perchero no sobresalga demasiado de la pared, es aconsejable acortar los extremos de los tornillos que sobresalen con una sierra para metales si no se utilizan ya tornillos del tamaño adecuado.

Este proyecto fue traducido del inglés