Vieja estantería reutilizada una y otra vez

Esta vieja estantería se la regalaron a mi marido en su trabajo. Siempre digo que nunca hay que rechazar la madera auténtica, así que mi pequeño hámster empezó a dar ideas enseguida. Esta estantería era demasiado oscura, gruesa y ancha para ser de mucha utilidad cuando la recibimos. Así que lo primero que hicimos fue cortarla por la mitad.
A partir de ahí teníamos dos estanterías, pero por supuesto no podía dejar que se quedara así, así que cogimos una y la volvimos a cortar por la mitad. El resultado fueron tres unidades de almacenamiento y exposición.
No es muy bonita pero es de madera maciza
En la película "Propuesta Indecente" el arquitecto interpretado por Woody Harrelson decía "hasta un ladrillo quiere ser...algo..." esta es mi filosofía para casi todo. Aquí nos ocupamos de cortar esta pequeña estantería de madera por la mitad.
Empiezo cada proyecto con un boceto y a partir de ahí mi marido puede crear lo que está en mi mente. Él tomó la primera mitad de la unidad de estantería y creó este estante para mi pared sobre mi escritorio. La pintura y los restos de molduras de todos nuestros proyectos le dieron a esta estantería estilo y un nuevo propósito. Es tan lindo y no ocupa ningún espacio montado en la pared. Es perfecto para mis pequeños frascos Mason que actualmente están llenos de especias que había almacenado y no tenía lugar para ellos.


La otra mitad fue cortada en dos de nuevo y se convierten en pequeñas mini cabañas para mi cocina.
Terminado en la moldura de la izquierda, estos dos mini chozas lindo dio esta pared una gran mirada creo.

Este proyecto fue traducido del inglés